Martes , agosto 21 2018

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Industria y Negocios / Startups que no aplican escalabilidad están destinadas a fracasar

Startups que no aplican escalabilidad están destinadas a fracasar

La escalabilidad como propuesta para combatir la obsolescencia es vital para una empresa que desea mantener su ritmo de crecimiento.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

La escalabilidad es un elemento universal en el mundo de los negocios y está implícito al éxito de las organizaciones, pero específicamente en el sector tecnológico, esta palabra tiene un gran peso como factor de crecimiento.

La escalabilidad es definida por organismos dedicados a la consultoría industrial incluyendo el Instituto Corporativo de Finanzas (CFI), como “la capacidad de una entidad para resistir la presión como resultado del crecimiento y sin verse obstaculizada por sus recursos o estructura”. Sin embargo, puede ser aplicado también a nivel de productos y servicios, pues la escalabilidad es un carácter hereditario de la propia compañía pues debe poseer la habilidad de readaptarse a las tendencias más actuales para seguir con vida en la arena comercial.

Compañías de alta tecnología que durante décadas estuvieron en los cuernos de la luna, ahora solo quedan como estampas del recuerdo intentando sobrevivir en otros segmentos diferentes a los que iniciaron, tal como Kodak, la firma estadounidense creada en el año 1900 que revolucionó al mundo por haber creado las primeras cámaras fotográficas.

A casi 120 años de su fundación, poco queda de su legítimo núcleo de negocios debido a una severa transición comercial que experimentó y que derivó en un desplome directo a partir del año 2000, cuando comenzaron a aparecer las primeras cámaras digitales, lo que hizo que Kodak pasara de la ascensión a la caída según señaló la cadena de noticas ABC en un reporte divulgado en 2012.

La escalabilidad es primordial para que una empresa permanezca en la jugada comercial.
 

Lo que sucedió en este claro emporio tecnológico, fue la tardía respuesta de sus directivos para reaccionar ante una oleada de nuevas tecnologías, y su lentitud para tomar acciones preventivas aplicando modelos de escalabilidad y readaptación comercial que evitaran que sus productos estrella pasaran a la historia por otros dispositivos digitales, los cuales irónicamente no fueron desarrollados por ellos quienes inventaron la cámara, sino por sus competidores.

Actualmente la escalabilidad continúa ganando popularidad, especialmente después de los avances en las diferentes tecnologías que facilitan la comunicación a los clientes y aumentan la eficiencia de los negocios, y también sigue siendo un ente inseparable que acecha activamente a las compañías que relajan sus estrategias de innovación y escalabilidad.

- PUBLICIDAD -

En la industria electrónica, por ejemplo, empresas dedicadas a la fabricación de circuitos integrados y otros semiconductores, se han visto obligados a invertir millonarios presupuestos para actualizar su estructura fabril, también refrescar sus canales de distribución, de soporte técnico, documentación, e incluso de publicidad, sin olvidar la manera en cómo se interrelacionan con sus trabajadores.

A medida que crece un negocio, su principal objetivo es seguir satisfaciendo las demandas del mercado. El problema es que las demandas del mercado nunca son estáticas, cambian a medida que los intereses y gustos de las personas se modifican y los recursos entran y salen de la disponibilidad.

Al ser una cadena donde cada eslabón depende de otro, cada compañía que participa en este ecosistema debe tomar en cuenta todos estos factores, y si por ejemplo, sus clientes arrojan una demanda relacionada con la miniaturización de los componentes que están fabricante en el momento, estos proveedor deben hacer el esfuerzo por presentar un mejor módulo de integración que cumpla con los nuevos requerimientos de su cliente, en este caso, reducir el tamaño los componentes.

Productos como los teléfonos celulares tienden a cambiar constantemente incorporando nuevos aditamentos físicos o de software, lo que implica que los proveedores que fabrican los componentes para estos dispositivos deben tener un buen modelo de escalabilidad en sus productos y en su estructura corporativa.
 

Esta codependencia masiva en el entorno tecnológico presenta una variante más que no debe perderse de vista, la escalabilidad debe permitir que los clientes sean capaces de implementar múltiples soluciones en el producto sin la necesidad de comprar otro producto o herramienta que sea compatible con sus próximas actualizaciones ya sea infraestructurales, de equipo físico o digital.

Anteriormente, una de las malas prácticas de algunos proveedores era limitar la compatibilidad de sus productos con otros sistemas de integración externos, ahora esto se ha convertido en una vejación a la ética industrial, y por consiguiente, ha emergido la palabra convergente como un elemento adicional obligatorio en las etiquetas de cada producto.

Es importante resaltar que la escalabilidad debe ser un fundamento para toda empresa, y no están excluidas las startups que también deben hacer lo sumo posible por garantizar que sus servicios o productos estén diseñados para afrontar cualquier contingencia en términos de tendencias, demanda del mercado, nuevas tecnologías, o mejoras en los requerimientos de sus clientes.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

México está decidido a crear más ingenieros aeronáuticos

A través de la plataforma educativa Pilatus PC7, los alumnos del Instituto Tecnológico de Hermosillo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *