Domingo , noviembre 18 2018

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Automatización y Robótica / Presentan maqueta de ‘smart factory’ donde todo es controlado con la mente

Presentan maqueta de ‘smart factory’ donde todo es controlado con la mente

Aun no se saca provecho a cabalidad de los sistemas interconectados basados en IoT, y ahora se ventila un nuevo modelo ultra futurista donde diversos procesos son administrados con los pensamientos.

(ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas)

La fábrica del futuro podría estar compuesta por operarios de producción que en lugar de utilizar sus manos para realizar sus actividades simplemente lo hagan con sus pensamientos.

Este creativo escenario ha sido propuesto por el artista norteamericano, filósofo tecnológico y arquitecto futurista Jonathon Keats, en colaboración con científicos de la Escuela Politécnica Federal de Lausanne (EPFL) de Suiza, para promover su iniciativa denominada Mental Work, con el fin de buscar adeptos a una nueva forma de control cognitivo para el sector de Smart factory o fábricas inteligentes.

Jonathon Keats ha conseguido el reconocimiento de la comunidad científica y tecnológica mundial, después de que ha propuesto interesantes ideas para aplicar la tecnología de una forma innovadora y casi difícil de creer a través de lo que él mismo ha bautizado como filosofías experimentales de la tecnología.

Mental Work es el nombre del proyecto con el cual pretenden recrear un ecosistema fabril en donde los procesos se controlen con la mente.
Jonathon Keats, responsible del Proyecto.

El modelo conceptual que ahora promueve es una infraestructura fabril donde los trabajadores llevan a cabo sus funciones simplemente utilizando su control mental con ayuda de cascos sensoriales que trabajan con Interfaces Cerebro-Computadora (BCI, por sus siglas en inglés).

Para esto, ha abierto una convocatoria en línea para el público en general donde solicita el apoyo de voluntarios para simular una jornada laboral en esta fábrica del futuro.

- PUBLICIDAD -

Para los participantes que se involucren en este proyecto, una serie de capacitaciones se han diseñado para adentrarlos en la forma que deberán utilizar los cascos neuronales, los cuales implementarán encefalogramas (EEG) y electrodos craneales, así como la asistencia de un software controlador que procesará las señales capturadas y las transformará en comandos directos para las máquinas hacia donde estarán enlazadas.

El experimento se realizará en un inmueble adaptado con máquinas y sistemas de comunicación inalámbrica para que los voluntarios se coloquen en sus estaciones de trabajo para operar mentalmente los aparatos.

La clave de esta tecnología estriba en el modelado de patrones neuronales que son traducidos con ayuda de imágenes compuestas por conjuntos de círculos que deberán observar las personas, con las cuales generan las frecuencias neuronales adecuadas para definir los comandos para los sistemas de la planta.

"Luego te presentan las máquinas que controlarás. Son cosas hermosas, hechas de aluminio ligero y acabados de cromo. En tres de estas estaciones cuya complejidad es mayor, utilizarás tus señales cerebrales para administrar la operación de las máquinas, lo que las hará que produzcan… ¿pensamientos profundos? ¿El futuro? Esta parte no está del todo clara", explicó Keats.

En este proyecto también participan neurocientíficos de la Escuela Politécnica Federal de Lausanne (EPFL) de Suiza, quienes aportan todo el conocimiento sobre la anatomía y estructura del cerebro para que el escáner EEG configurado para este experimento logre su mayor eficiencia.

El área de simulación estará diseñada de tal forma que otorgue un escenario futurista.

El proyecto arrancará formalmente en enero del 2018 y durará algunas semanas mientras se documentan los resultados, para posteriormente presentarlos en un par de exhibiciones programadas en las ciudades de San Francisco y Boston.

Al ser cuestionado sobre las intenciones que tiene con sus experimentos incluyendo el Mental Work, Keats respondió que su función como filósofo experimental es llevar a la práctica ideas innovadoras y saltar el paso de promoverlas protocolariamente como suele hacerse en la academia a través de artículos científicos de proposición. "Necesitamos un espacio abierto en donde encontremos futuros probables. Donde podamos lidiar con ellos tanto físicamente y experimentalmente", explicó Keats a la revista IEEE Spectrum.

Las maquinarias están controladas con una interface cerebro-máquina.

Otro objetivo de Keats y sus colaboradores del EPFL, es dar paso a una Revolución Industrial, o mejor dicho, una Revolución Cognitiva, donde las máquinas y el acero reemplacen el sudor y los esfuerzos de los operarios humanos con ayuda de la potencia de la Inteligencia Artificial.

"Mucha gente puede salir lastimada y verse desplazada incluso cuando la sociedad está siendo mejorada por una nueva tecnología", comentó Keats. "Necesitamos tener previsión: tenemos que pensar qué relación queremos tener con estas nuevas tecnologías antes de que tengan el poder de determinar en qué se convertirá nuestra sociedad".

De esta forma, antes de que se le cuestione sobre su verdadera intención, Keats y su equipo hablaron sobre el tema delicado como es el reemplazo de la mano de obra humana por máquinas, por lo que el filósofo argumentó que con Mental Work espera que las personas propongan ideas sobre qué tipo de futuro tecnológico desean, y que trabajen en ello para lograrlo.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

México abrirá oportunidades para manufactura inteligente: Intel

El fabricante de microprocesadores resaltó que México es territorio óptimo para detonar la innovación hacia …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *