Domingo , noviembre 18 2018

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Industria y Negocios / OCDE reprueba a México en innovación y desarrollo tecnológico

OCDE reprueba a México en innovación y desarrollo tecnológico

La Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) expuso la situación que prevalece en los países latinoamericanos con respecto a su sector de CyT, y se reveló que naciones como México están reprobados en todas las variables de evaluación utilizadas por este organismo internacional.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

En países como México no se hace bien el trabajo cuando se trata de impulsar la innovación y el desarrollo de tecnología, y en consecuencia, esta mala práctica por parte de los gobiernos e incluso de la industria privada, hace que los países se coloquen en los peores niveles de este rubro a nivel internacional.

   

A esta conclusión se llegó a partir de una selección de extractos de la publicación original Science, Technology and Innovation Outlook 2016, realizada por la Organización para la Cooperación y Desarrollo Económicos (OCDE) con el objetivo informar a los responsables políticos y analistas acerca de los cambios recientes y futuros en las tendencias globales dentro del segmento de ciencia, tecnología e innovación (ITS) y sus implicaciones potenciales en las economías y políticas internacionales asociadas a este sector.

El documento está fechado con el año 2016, cuando se entregó en formato detallado, totalmente robusto y un tanto difícil de analizar, por lo que el organismo decidió tomar algunos datos duros y realizar entregas parciales para proporcionar un análisis más sencillo y generalizado sobre un comparativo de las nuevas políticas e instrumentos que se utilizan en los países miembros de la OCDE.

De esta forma, se encontró que Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Costa Rica, Perú y México literalmente no están haciendo bien su trabajo, por lo que reprobaron en prácticamente todas las áreas de evaluación que la OCDE implementó para conformar el exhaustivo reporte.

Nivel de innovación que México ha logrado ha sido insuficiente para posicionarlo en un buen sitio, afirman datos de la OCDE. (Imágenes: OCDE).
   

En el caso de México, por ejemplo, a pesar de que es una de las economías más sólidas del bloque latinoamericano, el gasto público en Innovación y Desarrollo (I+D) no ha sido lo suficientemente bien administrado en campañas efectivas que impulsen nuevos modelos de negocios entre los jóvenes emprendedores, y la industria privada tampoco ha hecho lo sumo posible por propiciar políticas sustentables enfocadas a incluir las nuevas tecnologías, y aunque se han generado iniciativas estructurales positivas como la Estrategia Digital Nacional, creada durante la administración del presidente Enrique Peña Nieto, no han sido claros los métodos para transferir todas las iniciativas de una forma cabal directamente a la industria.

Otro de los aspectos por los que México fue reprobado por la OCDE, es el presupuesto destinado para las 500 universidades, institutos tecnológicos y centros de investigación públicos del país, ya que la producción científica de la red de investigadores que conforman la columna vertebral del Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt) no ha logrado incrementar su participación en las diferentes revistas indexadas de carácter científico, teniendo incluso graves señalamientos de presunta corrupción con la asignación de los fondos que no benefician directamente a las entidades más necesitadas, según ha salido a la luz en algunos medios de comunicación.

- PUBLICIDAD -

Interacciones y habilidades para la innovación como elementos propiciatorios de cambio.
   

Otras de las variables utilizadas por la OCDE para calificar el estado de innovación, son las diferentes inversiones en áreas como tecnologías de la información y comunicaciones inalámbricas, cantidad de patentes industriales solicitadas por universidades e instituciones públicas, el nivel académico con el que salen los egresados de las universidades, y la cobertura de educación media y superior en la población adulta, que colocan en el sótano del ranking a la nación azteca y otros países de AL.

“Es poco probable que el porcentaje de gasto público que se destina a I+D aumente y ya en muchos países se observa una reducción del financiamiento público para las universidades. La ciencia pública necesitará encontrar otras fuentes de financiamiento, incluso de filántropos y fundaciones privadas, lo cual causará un efecto sobre los objetivos de la I+D pública en el futuro. Las carreras profesionales de investigación también continuarán siendo inciertas, en especial para las mujeres, y esto afectará la capacidad de atraer a generaciones futuras de investigadores”, prevé la OCDE.

Pero el problema no solo se extiende a las cúpulas gubernamentales de México, también el sector privado tiene un flagelo de responsabilidad en esta situación, ya que las empresas que operan en el territorio suelen ejecutar estrategias fallidas en acciones como inversión de capital e inclusión de otros sectores económicos, como el social y académico.

Por ejemplo, el reporte de OCDE señala que el capital corporativo destinado a investigación y desarrollo de tecnología es prácticamente nulo por parte de las compañías, y esto tiene un serio problema al momento de mantener una coyuntura con todo el ecosistema tecnológico.

Instrumentos de política más relevantes para el financiamiento de I+D empresarial.
   

En un extracto del estudio de OCDE, en donde participó la compañía Microsoft para su traducción al español, se indica que México registró un gasto interno bruto en investigación y desarrollo (GIBID) de 11,683 millones de dólares, lo que representa apenas 1% del total invertido en los 37 Estados que integran a la organización internacional, pero de ese monto, pocas erogaciones fueron justificadas o dieron frutos, por lo que se consideraron como recursos fallidos.

“Es importante no aflojar el paso en el esfuerzo de inversión en este rubro dado que México ha demostrado lograr integrarse a la manufactura avanzada en cadenas globales, lo que hace necesario que el país aproveche esta oportunidad y que pueda escalar hacia eslabones de mayor complejidad a partir de demostrar capacidades más robustas en innovación y en el registro de nueva propiedad intelectual”, sostuvo Roberto Martínez, director de la oficina de enlace de la OCDE en México durante la presentación de los resultados del estudio, quien adelantó que la siguiente administración que encabezará Andrés Manual López Obrador deberá poner especial énfasis en este segmento medular de la economía si desea verdaderamente registrar un cambio en sus políticas internas.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Distribuidores de electrónica crecen en AL

America II Electronics se convierte en uno de los brokers independientesmás fuertes del segmento tras …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *