Miércoles , septiembre 26 2018

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Industria y Negocios / México no sabe cómo invertir en tecnología

México no sabe cómo invertir en tecnología

Especialistas en la materia coinciden en que las razones que impiden el crecimiento económico del país se deben a la mala inversión del gobierno en pro del desarrollo tecnológico, efecto que denominan “el muro digital”.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

México pareciera no estar a la par de otras grandes potencias mundiales en materia tecnológica y según expertos en finanzas, esto se debe a la mala inversión de las autoridades en áreas de investigación y desarrollo de tecnologías que mejoren e impulsen la productividad nacional.

Cifras oficiales arrojan que México invierte apenas 0.55% de su Producto Interno Bruto (PIB) en labores de investigación y desarrollo (I+D) de acuerdo al Banco Mundial. A pesar de que el gobierno de México ha sostenido que año con año ha logrado incrementar el presupuesto destinado a este rubro, la cantidad aplicada apenas aumenta 25 centésimas en promedio desde 1996, y de esta cifra, el 30% lo aportan los negocios.

A criterio de Luiz Ferezein, la mala inversión en el desarrollo tecnológico ha impedido a México cruzar lo que denomina “el muro digital”, una condición en la que sus compras de hardware y software las hace con proveedores extranjeros en lugar de apoyar a empresas nacionales.

   

Irónicamente, México es uno de los países latinoamericanos que más invierte en tecnología, pero lo hace de forma incorrecta, según reconoce Luiz Ferezin, director general de Accenture México, en su libro titulado “El Muro Digital”, publicado por la unidad editorial de la compañía, en donde señala que el país continúa apostando por proveedores extranjeros para la compra de diversos insumos como hardware y software, en lugar de apostar por las soluciones tecnológicas de las empresas mexicanas que en su mayoría son consideradas startups y se hallan en una fase crítica para su desarrollo y posicionamiento.

En países como Holanda, Reino Unido, Sudáfrica y España, las autoridades apuestan considerablemente por los emprendedores nacionales colocándolos bajo un esquema de priorización en sus proyectos de licitación, y en caso de que no hallar una solución por parte de las empresas nacionales optan por compañías extranjeras.

- PUBLICIDAD -

México se ubica en la cola de los países con bajo crecimiento tecnológico debido al escaso presupuesto que destina de su PIB para este rubro.

   

‘El Muro Digital’ explora la oportunidad de maximizar el uso de la digitalización desde la dimensión de los ciudadanos, las empresas, la academia y el gobierno; con el fin de integrarla como una estrategia diferenciadora en el modelo económico de México.”, informa en resumen el material de Luiz Ferezin, y agrega: “En este viaje por maximizar la productividad, cada actor tiene una relevancia crítica en la cadena digital. Si uno falla, entonces perdemos continuidad, comunicación y sinergia. El estancamiento puede venir precisamente de la aceleración de un sector, mientras que el resto se queda atrás. Cada persona, cada empresa, cada institución gubernamental tienen la responsabilidad de convertir la digitalización en el diferenciador del crecimiento sostenido del país.”

Sin embargo, en México los sectores público y privado destinan entre 60% y 65% de su presupuesto para el desarrollo de infraestructura en hardware, un monto significativo tomando en cuenta lo destinado por la mayoría del gremio empresarial, lo que convierte inmediatamente en una oportunidad de crear una cadena productiva donde los eslabones sean entidades del país.

De acuerdo a cifras de la Unesco y la OCDE, la inversión que registra México en infraestructura en hardware y software es alta en comparación de otros países, sin embargo, las beneficiadas son las compañías extranjeras.

   

El mismo planteamiento ha sido avalado según datos aportados por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), que habla de una inyección de recursos entre 2% y 7% a la productividad nacional, mientras que el sector manufacturero o energético registran valores de entre 17% y 25%. Lo mismo ocurre con el valor agregado de sectores como Tecnologías de la Información y servicios profesionales científicos y tecnológicos.

Para Ferezin, esta es una de las razones por las que México no ha podido incrementar su Producto Interno Bruto per cápita de la misma forma en que lo han logrado países que ahora emergen como potencias económicas como China, Portugal o Corea del Sur, donde han reformado su política interna y han conseguido exitosamente cruzar lo que denomina como “el muro digital”. El material publicado por Luiz Ferezin ha sido en parte por su contacto directo en áreas de consultoría en finanzas y tecnología como parte de las operaciones realizadas por Accenture México desde 2006 y por eso se mantiene al tanto de la forma en que las innovaciones modifican las actividades diarias de las personas y la forma en la que realizan su trabajo, además de cómo impactan en la economía general de un país.

La relación entre el índice de preparación en red (NRI, por su sigla en inglés) de 139 países y el PIB per cápita de los mismos ofrece un balance sobre la disparidad económica que hay entre naciones desarrolladas, entre las que destacan Suiza, Holanda, Estados Unidos y Singapur, y aquellas que se mantienen aún en el subdesarrollo: Sudáfrica, México y Colombia, por mencionar algunos. Esta disparidad se asemeja a un muro, en la que subyace una condición de estatus para un país que carece de la capacidad para explotar las nuevas tecnologías y apoyar las creadas por sus ciudadanos.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Países sudamericanos despiertan interés en inversionistas tecnológicos

América del Sur se convierte poco a poco en un mercado altamente atractivo para los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *