Tuesday , August 4 2020

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
Home / Industria y Negocios / La innovación es irrelevante en un mundo que fallece

La innovación es irrelevante en un mundo que fallece

¿De qué sirven los avances tecnológicos, los autos voladores, la impresión artificial de órganos humanos y los medicamentos contra enfermedades terminales si nuestro planeta involuciona por causa del descuido del hombre?

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

“El rendimiento financiero es irrelevante en un planeta muerto. Incorporemos la naturaleza en el corazón de los negocios, las finanzas y la toma de decisiones del gobierno”, mencionó Eva Zabey, Directora de la unidad de Negocios por la Naturaleza del Foro Económico Mundial en un artículo donde convoca a las instancias industriales a reparar sobre el acelerado ritmo decadente de nuestro planeta y su relación en las finanzas del futuro.

 

El comentario parece ser sumamente acertado en una época en donde los intereses del capitalismo industrial parecen ser el eje central de todas las economías mientras el desastre medioambiental acelera su ritmo hacia un destino oscuro y complejo, donde los índices de contaminación aumentan, el llamado calentamiento global se posiciona como el fantasma del nuevo milenio, la reducción de la masa arbolaria y la desaparición de decenas de especies cada año son las constantes en esta fatal ecuación.

En contraste, los avances tecnológicos son significativos, tal es el caso del segmento de semiconductores donde las compañías trabajan arduamente para dar paso a las futuras arquitecturas microelectrónicas destinando multimillonarios presupuestos cada año para mantener sus ritmos de innovación y desarrollo, como si las materias primas explotadas desde la corteza terrestre fueran inagotables, y aunque el Silicio es uno de los elementos más abundantes que existen, otros llamados “tierras raras ” son indispensables para el desarrollo de los circuitos integrados pero son sumamente escasos y se hallan solo en algunos países como China, y de ocurrir un cataclismo se escasearían al grado de llevar a la industria a una crisis genérica de abastecimiento.

“La naturaleza es esencial tanto para la prosperidad económica global como para el éxito de los negocios individuales. No podemos tener un futuro sostenible para las personas y las economías si no abordamos la naturaleza, el clima y las personas de forma integrada”, agrega Zabey.

- PUBLICIDAD -
Las especies están desapareciendo velozmente, generando una involución de la naturaleza frente a los supuestos avances tecnológicos. (Fuente: Statista).

 

Pero por fortuna existen empresas que entienden el valor de la naturaleza y han hecho esfuerzos por cambiar voluntariamente sus prácticas hacia la sostenibilidad y la responsabilidad ambiental, y aquí es donde la convocatoria también se extiende a los gobiernos, ya que Eva Zabey estas organizaciones que deciden mostrar un sentido más responsable con la naturaleza deberían ser recompensadas o apoyadas por las propias autoridades generando esquemas de compensación para las mismas.

“Para poder escalar y acelerar realmente, los sistemas regulatorios y financieros necesitan recompensar a las empresas por su desempeño más allá de los retornos financieros - a través de temas ambientales, sociales y de gobernabilidad”, subraya Zabey.

El informe refiere que durante la reciente celebración de la cumbre del Grupo de Trabajo sobre Divulgación de Información Financiera relacionada con el Clima (TCFD), el Gobernador del Banco de Inglaterra, Mark Carney, dijo: ‘La investigación de la Commonwealth Climate and Law Initiative concluye que la no divulgación es un riesgo de responsabilidad mayor que la divulgación. Esa es sólo una de las razones por las que jurisdicciones como el Reino Unido y la UE han señalado sus intenciones de hacer obligatoria la divulgación de la TCFD.’ No deberíamos esperar que la pérdida de la naturaleza sea la siguiente en la lista, de la mano de la desigualdad”, puntualizó Eva.

En 2020, los líderes mundiales tendrán una oportunidad única de forjar acuerdos internacionales para revertir la pérdida de la naturaleza, como hicieron con el cambio climático en 2015. Las voces y acciones de las empresas contribuyeron a dar forma al Acuerdo de París al demostrar que la lucha contra el cambio climático es tanto buena para el planeta como un imperativo económico. Para lograr lo mismo en 2020 por la pérdida de la naturaleza, la comunidad empresarial tiene que demostrar con una voz coherente que salvaguardar la naturaleza tiene sentido desde el punto de vista económico. Esto alentará a los gobiernos a adoptar un conjunto de políticas que puedan impulsar un cambio sistémico y transformador a nivel mundial.

Mientras tanto se sigan anunciando importantes avances tecnológicos en diferentes áreas como la tecnología, la medicina, la computación, robótica y comunicaciones, poco servirán si se planean liberar en un planeta herido.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

En Argentina no se ponen de acuerdo con nueva Ley de Teletrabajo

Empresarios argentinos afirman que “la norma no será pro empleo, sino anti-empleo”, debido a una …

NULL