Sábado , mayo 25 2019

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Industria y Negocios / Jóvenes se sienten más solos e incapaces de interactuar debido a la tecnología

Jóvenes se sienten más solos e incapaces de interactuar debido a la tecnología

El Foro Económico Mundial afirma que las redes sociales han generado una segregación entre los jóvenes, y les han quitado la habilidad de relacionarse al grado de no poder sostener ni la mirada a otra persona.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

“Pregúntale a una adolescente cómo se comunica con sus amigos y probablemente levantará su teléfono inteligente. No es que realmente les llame a sus amigos; es más probable que les envíe mensajes o correos electrónicos en las redes sociales”, cuestiona Jean Twenge, profesor de Psicología de la Universidad de San Diego (California).

   

Twenge, al igual que sus colegas de academia, coinciden en que la actual generación de niños y jóvenes están perdiendo habilidades naturales de comunicación verbal y visual, esto debido a una excesiva utilización de las redes sociales que ha comenzado a minar en sus capacidades de interrelacionarse con otras personas físicamente, lo que ha derivado en que la mayoría comience a sentirse aislado y más solos que nunca.

“¿Qué pasaría si comparamos la frecuencia con que las generaciones anteriores de adolescentes pasaban el tiempo con sus amigos, y la frecuencia con la que actualmente los adolescentes invierten su tiempo con sus amigos? ¿Y si pudiéramos ver cómo los sentimientos de soledad difieren a través de las generaciones? Para esto, mis colaboradores y yo examinamos las tendencias de alrededor de 8.2 millones de adolescentes incluyendo aquellos que pasaban su tiempo con amigos en la década de 1970. Resulta que los adolescentes de hoy en día están socializando de maneras fundamentalmente diferentes, y también resultan ser la generación más solitaria que se haya registrado”, mencionó Jean Twenge en su informe publicado en el sitio Web del Foro Económico Mundial.

En decadencia va la interacción social cara a cara entre adolescentes.
     

En este estudio, los responsables también utilizaron dos grandes fuentes de información incluyendo encuestas realizadas por otras organizaciones sociales con las que enriquecieron sus trabajos particulares, y una vez consolidados los bancos de datos, descubrieron que la cantidad que pasan en promedio los adolescentes cara a cara con sus amigos se ha reducido considerablemente desde 1970, mientras que el desplome más preocupante inició a partir del 2010, fecha en que los llamados smartphones comenzaron a integrar mayores funciones y también tiempo en que apareció el boom de las redes sociales como Facebook y MySpace, así como instrumentos de comunicación como MSN Messenger y otros similares que ya permitían el intercambio de texto en tiempo real.

“Comparados con los adolescentes de las anteriores décadas, los jóvenes de la generación ‘iGen’ o milenials son menos propensos a salir juntos con sus amigos. Tampoco suelen salir a menudo a fiestas, pasarla con sus amigos, coquetear con el sexo opuesto, tener citas románticas, paseos en coche para divertirse, salir de compras o ir al cine”, menciona el informe de los investigadores.

Los expertos sugieren que esta situación no debe adjudicarse al hecho de que en sus trabajos los jóvenes estén invirtiendo más tiempo, que pasen más tiempo haciendo tareas de la escuela o gastando más de su día en actividades extracurriculares, pues coinciden en que los adolescentes modernos luchan con factores externos que recrudecen su situación cognitiva, emocional y social.

Uno de estos factores es el hecho de lo que adolescentes modernos tienen trabajos menos remunerados, también a que las tareas escolares han cambiado metodológicamente o han disminuido, dejándoles menos trabajos o proyectos en casa en comparación con lo que sucedía con las generaciones anteriores a la década de los 90´s, cuando quizá las personas tenían que ir a la biblioteca a recabar información para realizar sus investigaciones, y no como es actualmente donde la información está al alcance de un clic.

- PUBLICIDAD -

Hoy más que nunca, los jóvenes se sienten más solos y asilados.
     

El reporte apunta que a finales de la década de 1970, el 52% de los estudiantes de preparatoria se reunía con sus amigos casi todos los días. Para 2017, solo el 28% lo hacía, y la caída más dura se ha registró especialmente después del 2010.

En otro ejemplo, los alumnos de secundaria de la actualidad asisten a unas 17 fiestas menos al año que los alumnos que cursaban el mismo grado en la década de 1980. En general, los estudiantes de preparatoria ahora pasan una hora menos interactuando socialmente en persona en relación con lo que hicieron sus antecesores, aquellos que formaban parte de la GeneraciónX.

En datos citados por una de las encuestas, el 39% de los estudiantes de secundaria afirmaba en 2017 sentirse a menudo solos, en comparación con el 26% del 2012. En términos de inclusión social, el 38% de los jóvenes sostuvo que a menudo se sentía excluido en 2017, en comparación con el 30% de lo ocurrido en el 2012.

“Nos preguntamos si estas tendencias tendrían implicaciones para los sentimientos de soledad, que también se miden en una de las encuestas. Efectivamente, justo cuando la caída en el tiempo de convivir cara a cara se aceleró después de 2010, los sentimientos de soledad de los adolescentes aumentaron”, subrayan los expertos.

El profesor Jean Twenge expuso el caso de un grupo de amigos que por lo regular no utiliza las redes sociales, y para cuyos integrantes en última instancia recurren a la interacción personal con entre sí, decidiendo salir a pasear constantemente. Luego, todos ellos deciden inscribirse al Instagram, y aun así todavía tienen más probabilidades de reunirse en persona y ser más activos en sus cuentas debido a las bases de interacción que sentaron con anterioridad.

Sin embargo, la cantidad de personas que interactúa cara a cara se reduce a medida que las redes sociales remplazan el tiempo que invierten las personas, principalmente los más jóvenes en los mundos virtuales, lo cual no son hechos aislados, sino que forman parte de una condición generacional, al grado que, para aquellos jóvenes que deciden no tener redes sociales son excluidos socialmente debido a no formar parte de esta vida digital. “¿Quién se reunirá con ellos cuando la mayoría de sus compañeros están solos en sus habitaciones desplazándose por Instagram?”, refiere Jean Twenge.

Finalmente, los académicos explicaron que es una condición generacional, y ante una conducta fincada es difícil aplicarle una reversión, por lo que sugieren que es indispensable ampliar la cultura y educación tecnológica para ayudar a las actuales generaciones a racionar y gestionar su tiempo frente a los dispositivos electrónicos.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Samsung va con todo: anuncia inversión por 116 mil mdd en I+D

Con esta monstruosa cantidad de dinero la firma surcoreana planea retar a los fabricantes de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *