Thursday , April 2 2020

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
Home / Industria y Negocios / Inicia democratización de artículos científicos ‘cerrados’

Inicia democratización de artículos científicos ‘cerrados’

¿Ha sido el esquema de divulgación científica tradicional la causa del entorpecimiento productivo para generar soluciones ante problemas y emergencias globales al beneficiar solo a unos cuántos en el acceso a la información?

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

El modelo tradicional de publicación científica controlado por grandes laboratorios, universidades y editoriales, ha comenzado una nueva etapa de universalidad tras observar que el esquema ‘cerrado’ de divulgación no ha facilitado el desarrollo de soluciones ante problemas y amenazas globales como el reciente brote del Coronavirus.

 

La comunidad científica ha comenzado a observar que la limitación de la divulgación científica mundial para las diferentes áreas como ciencias computacionales, electrónica, ciencia de los materiales, robótica, biotecnología, matemáticas, ciencia de datos y física, por mencionar algunos, que es controlada por alrededor de 70 organizaciones editoriales que incluyen importantes firmas como Nature, Cell, Elsevier o The Lancet, no ha tenido el impacto deseado por mantener un esquema ‘cerrado’ de accesibilidad, lo que ha premiado en el ralentización de soluciones científicas y tecnológicas ante problemas urgentes como el reciente brote viral aparecido en China.

Por ejemplo, el carácter de emergencia sanitaria de este brote generó tan solo en el mes de enero que se publicaran 50 informes científicos sobre el Coronavirus, que incluían características y epidemiología, lo que ha resultado de gran beneficio para quienes activamente están enfocados a estudiar esta cepa para hallar lo más pronto posible una vacuna para neutralizar su diseminación.

Pero lo curioso de esto es que de esa cantidad de informes, la mayoría fue cargada a servidores conocidos como ‘pre prints’ es decir, fuera del alcance administrativo de las revistas científicas, dando paso a una democratización de contenido científico que rápidamente fue bien recibida por la comunidad global de expertos en la materia.

La aparición del brote del Coronavirus ha alentado a la comunidad científica a reevaluar la importancia de que la divulgación científica sea enteramente abierta para resolver más rápidamente problemas que aquejan a la sociedad y también a la industria.

 

- PUBLICIDAD -

Ahora, supongamos que en lugar de una emergencia sanitaria replicamos el mismo formato de soporte colectivo para resolver desafíos actuales con mayor prontitud en otras industrias como la tecnológica, donde hallamos aun limitaciones en el desarrollo de soluciones para múltiples segmentos y cuya información disponible solo está al alcance de algunos cuántos.

Un paso hacia esta especie de democratización del conocimiento científico lo ha comenzado la Universidad de California, que desde la disputa con la casa editorial Elsevier, ha decidido firmar un acuerdo millonario con PLoS, un organismo editorial de ciencia abierta con gran alcance a nivel global, a la que pretende transferir buena parte de su producción científica bajo la etiqueta de acceso abierto.

Esto representa un duro golpe para el modelo tradicional de divulgación científica ‘cerrada’, ya que la red de Universidades de California, que reúne el 10% del total de publicaciones científicas de Estados Unidos, se suma a la postura de los Institutos Nacionales de Salud de EEUU y la Academia de Ciencias Médicas británica, mismas que también evalúan comenzar con la transferencia al acceso público de todos sus trabajos.

La Universidad de California, junto con las Instituciones Nacionales de Salud de Estados Unidos, y la Academia de Ciencias Médicas de Inglaterra, han comenzado a transferir su acervo científico a un formato de acceso abierto al público.

 

La diferencia entre las revistas tradicionales y las revistas abiertas radica en que, en un modelo tradicional publicar es gratis para el investigador y los lectores son los que pagan por acceder al contenido. En el modelo abierto, los investigadores absorben parte del costo de publicación pero se alinean a la condición de que los artículos deberán estar abiertos para todo el mundo.

En el caso de la Universidad de California, dedicará parte de su multimillonario presupuesto para subvencionar la publicación en acceso público por parte de sus investigadores, otorgando hasta 1,000 dólares por cada trabajo con el objetivo de que pueda ser cargado a una plataforma de divulgación abierta, previéndose que tan solo esta institución estadounidense redireccione cerca de 40 millones de dólares cada año para esta iniciativa; 40 millones de dólares que se les iría de las manos a las editoriales de modelo tradicional.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Coronavirus afecta operaciones de compañías electrónicas de México

Industriales afirman que el segmento de manufactura electrónica en México comienza a resentir los efectos …

NULL