Martes , abril 23 2019

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Diseño Analógico / ¿Y si juntamos la computación cuántica con la Inteligencia Artificial?

¿Y si juntamos la computación cuántica con la Inteligencia Artificial?

Con el reciente lanzamiento de la primera computadora cuántica comercial fabricada por IBM, y el auge que ha alcanzado la IA en diferentes sectores industriales, la mancuerna de ambos permitirá crear tecnologías impensables si quiera por la ciencia ficción.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

Las más afamadas mentes de la ciencia ficción han soñado con mundos donde la tecnología hace cosas sorprendentes a favor de la humanidad, desde máquinas médicas que intervienen quirúrgicamente a los pacientes de forma indolora y rápida, hasta humanoides súper inteligentes que sirven en los quehaceres del hogar.

     

La idea de que la tecnología realice cosas sorprendentes para facilitar nuestras actividades cotidianas se ha convertido en el objetivo de todas las generaciones humanas que han visto cómo han evolucionado las diferentes industrias desde el siglo pasado, principalmente con la llegada de grandes inventos como los motores eléctricos y las grandes aportaciones de genios como Nikola Tesla, quien dio paso a la corriente alterna (AC).

A poco más de un siglo de haber iniciado todo esto, la humanidad actualmente atraviesa por lo que parece ser otra revolución tecnológica, o mejor dicho: una de entre varias revoluciones tecnológicas. La más reciente que se suma a este listado ha aparecido formalmente con el anuncio de la primera computadora cuántica que se venderá a público en general bajo la marca IBM, y la cual ha generado diversos comentarios positivos sobre las grandes oportunidades que generará como herramienta con capacidades de procesamiento muy superiores a las conocidas en las computadoras de escritorio convencionales.

IBM Q System One, es la primera computadora cuántica comercial.
     

El otro complemento es la Inteligencia Artificial (IA), que ha dado paso a una serie de segmentos que han potenciado diversos campos industriales, incluyendo las ciencias de la salud, finanzas, logística, automotriz, robótica, software, minería de datos, y hasta entretenimiento.

Los sistemas basados en IA han comprobado su efectividad para elevar considerablemente las ganancias de las compañías que deciden implementarla en alguno de sus procesos operativos, con lo cual además, logran generar mejores estrategias gracias a los algoritmos de predicción que analizan grandes cantidades de datos recolectados para producir salidas que ayudan a los directivos a tomar mejores decisiones.

La IA continúa expandiéndose en los sistemas de cómputo tradicionales, esto a pesar de las limitaciones que comienzan a ventilar estos sistemas con respecto a la imposibilidad de continuar miniaturizando sus arquitecturas electrónicas desarrolladas con Silicio, y aun así, los sistemas IA resultantes son altamente potentes.

- PUBLICIDAD -

Pensemos en lo siguiente, ¿qué sucedería si la Inteligencia Artificial poseyera un sistema de procesamiento capaz de ir a su mismo ritmo? Es decir, que a nivel de hardware le garantice que la ejecución y procesamiento de los algoritmos que componen las redes neuronales artificiales puedan operar y probarse sin riesgos a perderse o alcanzar su pico de rendimiento.

La Q System One es el nombre de la primera computadora cuántica de IBM, la cual fue presentada en el pasado Consumer Electronics Show (CES 2019) realizado en Las Vegas (Nevada).

A diferencia del prototipo desarrollado en los laboratorios de IBM Research, la Q System One alcanza 20 qubits (unidad de información cuántica binaria) de procesamiento y según la icónica firma norteamericana, esta primera versión está diseñada para actividades de investigación científica en sectores como negocios y analítica de datos (Big data).

La computadora ya se ha puesto a la venta para acceso a cualquier interesado en adquirirla.
     

“El IBM Q System One es un gran paso adelante en la comercialización de la computación cuántica. Es fundamental para expandirla más allá de las paredes del laboratorio de investigación. Están diseñados para un día afrontar los problemas que actualmente se consideran demasiado complejos y exponenciales para los sistemas clásicos”, mencionó el reporte de IBM citando a su jefe de unidad Arvind Krishna.

La computadora es un gran cubo de cristal con dimensiones de 2.7 metros y parece ser una pequeña habitación en la que en su interior se encuentran los diversos módulos electrónicos y principalmente de enfriamiento, ya que al ser un prototipo inicial, el consumo energético es considerable y por ende sus niveles de calentamiento requieren de un sistema ad-hoc de enfriamiento. El chip cuántico debe mantenerse en 10 milikelvin o una fracción por encima del cero. Una vibración o cambio brusco de temperatura puede estropear completamente la computadora.

A pesar de su delicadeza, la potencia de procesamiento de Q System One es prometedora, y se vuelve ideal para gestionar robustos y complejos algoritmos que en la actualidad solo pueden ser soportados con grandes racks informáticos o millonarias computadoras científicas halladas en escasas universidades y laboratorios de gran renombre.

Combinar ambas tecnologías ahora será posible, y mientras las versiones de computadoras cuánticas salgan al mercado como si persiguieran el reflejo de lo ocurrido con las computadoras convencionales, mismas que entraron al mercado con grandes dimensiones y elevados costos, todo irá reduciéndose y el acceso a las mismas serán masivos, dando paso a que más personas las utilicen y creen tecnologías mismas que en un futuro puedan ser utilizadas en las diferentes facetas de la vida diaria.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Regresa el Kinect como cámara IA para desarrolladores

El sensor óptico que fue un hito durante su lanzamiento para videojuegos de la consola …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *