Martes , agosto 21 2018

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Industria y Negocios / Trump afirma que China condiciona a compañías estadounidenses

Trump afirma que China condiciona a compañías estadounidenses

Funcionarios norteamericanos dieron a conocer que autoridades chinas condicionan a compañías extranjeras de alta tecnología si desean mantener operaciones en el país, obligándolas a compartir su experiencia y conocimientos con empresas locales.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

Funcionarios estadounidenses asignados a tareas de investigación de comercio internacional y análisis de competencias de compañías norteamericanas en el extranjero, sostuvieron que China mantiene prácticas ventajosas y oprimentes sobre empresas de alta tecnología a las cuales impone compartir sus conocimientos y hacer mancuerna con compañías chinas si desean montar plantas de manufactura o desarrollar tecnología en su territorio.

De acuerdo a un artículo publicado en The New York Times, las autoridades del país asiático mantienen estrategias de comercio interno inusuales y poco éticos sobre compañías tecnológicas extranjeras que buscan expandirse o construir plantas de manufactura en China, ya que son sometidas a una serie de condiciones tales como aliarse con startups locales a quienes incluso deben capacitar y compartir sus conocimientos en tecnologías, métodos de diseño, desarrollo y comercialización, por mencionar algunos.

“Por años, las compañías estadounidenses se han quejado de que el gobierno chino encuentra maneras de que las empresas entreguen sus secretos comerciales más valiosos. Estas compañías, que generalmente denuncian de forma anónima por temor a represalias, han encontrado un oído comprensivo en la administración de Trump”, afirmó el rotativo quien cita a un allegado de la administración de Donald Trump.

El documento califica estas prácticas como una especie de “matrimonios arreglados, advertencias discretas, o robo total” a las que muchas compañías extranjeras se ven expuestas en China si sus deseos son aterrizar en este país para expandir sus negocios o abrir rutas comerciales.

El informe refiere que esta situación se vuelve más compleja debido a que en la mayoría de las veces las empresas norteamericanas que son sometidas a las condiciones de las autoridades chinas, llegan a estos acuerdos voluntariamente y deciden formar alianzas con socios chinos porque consideran que el país es altamente rentable y beneficioso para sus negocios, y que las condiciones lo valen.

Después de revelar parte de su investigación, los funcionarios refirieron que esta situación confronta a la iniciativa del presidente norteamericano, Donald Trump, quien intenta regresar Estados Unidos todas esas empresas que poseen plantas de manufactura en otros países, incluyendo compañías automotrices y fabricantes de circuitos integrados.

- PUBLICIDAD -

La administración de Donald Trump acusa a las autoridades chinas de aplicar malas prácticas sobre compañías tecnológicas extranjeras, tales como compartir sus conocimientos con empresas chinas, con el fin de permitirles establecer operaciones fabriles en su territorio.

   

Por esta razón, justificaron que las recientes sanciones arancelarias interpuestas por Estados Unidos a China en aproximadamente 60 mil millones de dólares en diversas importaciones incluyendo acero y otros insumos que generan grandes entradas de dinero a las arcas de China, con lo cual ambas naciones atraviesan por una relación diplomática vulnerable.

Establecieron a manera de ejemplo, que algunas de las compañías que viven una especie de amasiato con el gobierno chino, son icónicas firmas automotrices como General Motors y Ford, que manufacturan sus vehículos en fábricas que comparten con empresas chinas.

“Las empresas extranjeras se han quejado durante mucho tiempo de que simplemente están entrenando a sus futuros rivales. Las compañías japonesas y europeas dicen que las empresas ferroviarias chinas usaron la tecnología de las organizaciones conjuntas para convertirse en gigantes en el segmento de trenes de alta velocidad”, expuso el rotativo.

Los funcionarios también señalaron que China presiona a las compañías para que compartan el conocimiento con socios locales si buscan continuar fabricando automóviles eléctricos en su jurisdicción, segmento automotriz en el que el país desea convertirse en potencia.

Otras empresas que actualmente están sujetas a los condicionamientos comerciales para mantener su estadía son Qualcomm, Hewlett Packard Enterprise y Microsoft, que han tenido que asociarse con empresarios chinos para evitar la presión política, sanciones mercantiles o enredos regulatorios.

Cabe mencionar que China es uno de los países que se han convertido en potencias mundiales tanto en sentido económico, industrial y comercial. Esto ha sido un paraíso para las compañías extranjeras debido a que la mano de obra para manufactura resulta más barata que en otras partes del mundo, además de gozar de un entorno de proveeduría robusto que también genera importantes ahorros principalmente en temas de logística.

Hasta ahora, la relación entre Estados Unidos y China es hostil debido a la indiferencia entre los actuales mandatarios que no coinciden con sus respectivos enfoques tanto diplomáticos como comerciales, sin embargo, existen opiniones encontradas con respecto a la legitimidad de este tipo de prácticas por parte de las autoridades chinas, ya que las empresas que se encuentran operando en su territorio han accedido a tales condiciones y sin duda han mantenido sus operaciones claramente por beneficios que han hallado hasta ahora.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

México está decidido a crear más ingenieros aeronáuticos

A través de la plataforma educativa Pilatus PC7, los alumnos del Instituto Tecnológico de Hermosillo …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *