Lunes , abril 22 2019

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Industria y Negocios / Prevalece en Silicon Valley el robo de empleados

Prevalece en Silicon Valley el robo de empleados

Acusados de colusión ilegal en el robo y control de empleados, Apple, Google, Intel y Adobe acordaron cerrar un acuerdo de indemnización por más de 415 millones de dólares a otras empresas demandantes.

(ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas)

Google, Intel, Apple y Adobe deberán pagar un desagravio por aproximadamente 415 millones de dólares a diversas empresas que los acusan de robarse sus empleados en el denominado Silicon Valley de Estados Unidos, una situación que prevalece a pesar de los constantes acuerdos entre compañías de alta tecnología que se sujetan por un tiempo a tales convenios y que después regresan a la mala práctica.

Prevalece en Silicon Valley el robo de empleados

En un artículo publicado por el diario estadounidense The New York Times, se informa que este acuerdo es histórico en términos legales ya que involucra una indemnización multimillonaria para diversas empresas de base tecnológica que han impetrado en contra de gigantes de la industria por presunto robo de empleados especializados.

“Para evitar un juicio y la divulgación pública de páginas enteras de correos electrónicos incriminatorios, Google, Apple, Intel y Adobe ofrecieron pagar 415 millones de dólares”, comenta textualmente la nota del periódico. “Esta suma parece aceptable para los abogados de los demandantes. Si un juez está de acuerdo, el caso será cerrado”, añadió el rotativo que citó como fuente de información a una persona cercana a los demandantes, al parecer el representante jurídico.

Se indica que esta impetración fue recibida por las instancias judiciales de Estados Unidos en 2011, año en que los demandantes desahogaron las pruebas en contra de las citadas compañías, principalmente señalándolas de haber perjudicado las carreras y perspectivas salariales de muchos de sus empleados al desarrollar “una red interconectada de pactos explícitos para eliminar toda competencia entre ellas respecto a los trabajadores cualificados”, comenta el informe.

Al observar la gravedad de los señalamientos los representantes legales de Apple, Google, Adobe e Intel, se reunieron para establecer un monto compensatorio a los demandantes, por lo que en abril del 2014 se pactó liberar 324.5 millones de dólares con la condición de declinar a la demanda, sin embargo esta oferta poco les pareció a las empresas demandantes según expusieron sus abogados colectivos Joseph R. Saveri y Dean Harvey, quienes impugnaron tras considerar poco el dinero y un juez de California invalidó el ofrecimiento de las cuatro compañías.

- PUBLICIDAD -
Robo empleados
Los demandantes aseguran contar con decenas de miles de pruebas entre correos electrónicos y otros documentos que muestran los presuntos acuerdos entre compañías grandes para mantener controlados a sus empleados

Con todo, diversas personalidades de la academia reconocen que esta clase de puniciones a las compañías que mantienen esta mala práctica es poco en comparación con lo que obtienen de la mano de obra calificada que es desarrollada en los laboratorios de otras empresas incluso de menor tamaño y que posteriormente son extraídos por las grandes entidades para obtener provecho de su mayor madurez profesional.

“Aun así es poco, dadas las violaciones atroces durante un período sostenido de tiempo y correos electrónicos vergonzosos de importantes compañías que a sabiendas, coluden para impedir la movilidad de sus empleados”, opinó en el informe del periódico Orly Lobel, profesor de Leyes de la Universidad de San Diego. “Pero es un buen resultado en el que ha habido mucha atención de la prensa hacia la ilegalidad de tales prácticas de retención, sus consecuencias monetarias reales y las promesas de cesar todas esas prácticas en el futuro”, añadió.

No les permiten salir de su compañía

Entre las acusaciones se presentaron testimonios de 64,613 ingenieros especializados en el desarrollo de hardware y software quienes presuntamente acusaron a Google, Apple, Intel y Adobe de controlar a sus empleados a través de conspiraciones discretas entre ellos.

De acuerdo a las declaraciones publicadas en un medio de comunicación entre 2005 y 2009 cuatro grandes corporativos multinacionales convinieron no robarse ingenieros entre sí como un pacto de ética industrial, pero entre dicho acuerdo se establecía el intercambio de información sobre los salarios de los ingenieros especializados para crear una especie de tabulador y mantenerlos homologados entre las demás empresas, es decir, no incrementarlos y mantenerlos en un nivel bajo a fin de frustrar las aspiraciones de los profesionales a mejores sueldos y puestos presionándolos a quedarse en dichas compañías.

Steve Jobs
Señalan al acaecido Steve Jobs, ex CEO de Apple como el iniciador de esta situación

De acuerdo a la glosa colectiva, las decenas de miles de demandantes aseguran contar con pruebas como correos electrónicos y otras comunicaciones entre altos directivos o CEOs de compañías renombradas del Silicon Valley, y señalan como principal orquestador al acaecido Steve Jobs, quien en vida presuntamente propuso tales acuerdos comenzando con el líder de Google, Eric Schmidt.

Los miles de ingenieros reclaman miles de millones de dólares en sus laudos por daños y prejuicios y hasta el momento continúan los alegatos en los altos tribunales de Estados Unidos. En caso de fallar a favor de los demandantes, las compañías señaladas deberán pagar alrededor de 3 mil millones de dólares por compensación a los quejosos y además corren el riesgo de desembolsar el triple de esa cantidad si el gobierno federal decide someterlos a una auditoria bajo las leyes federales por actos de antimonopolio.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

AMD pisa los talones a Intel en venta de chips

De acuerdo a un reportes de minoristas de electrónica de Europa, AMD ha ganado terreno …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *