Tuesday , September 17 2019

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
Home / Diseño Analógico / No olvides estos dispositivos, podrían ser los medicamentos del futuro

No olvides estos dispositivos, podrían ser los medicamentos del futuro

Estos circuitos electrónicos han sido bautizados con el nombre de “Electrocéuticos” ya que pretenden cambiar el paradigma de los farmacéuticos convencionales en los siguientes años.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

El líder científico de la Universidad de Northwestern (Inglaterra) John Rogers y sus colaboradores, están convencidos de que en cuestión de algunos años la medicina tradicional basada en fármacos químicos experimentará un importante cambio, al ser reemplazada con una nueva tecnología de administración creada a partir de la electrónica orgánica y biocompatible.

     

Esto se debe a los recientes avances en el campo que han conseguido los académicos británicos para dar paso a los primeros prototipos electrónicos bio absorbibles por el organismo humano, lo que demuestra la viabilidad para producir implantes biodegradables que sirvan como vehículo transportador de fármacos, incluyendo la posibilidad de equiparlos con micro módulos que permitan aplicar electroestimulación en regiones específicas de un nervio para su pronta regeneración, todo esto, sin producir complicaciones, rechazos por parte del organismo o episodios colaterales dañinos.

En un comunicado de prensa publicado en el sitio Web de la institución, se detalla que Rogers y sus colegas han estado trabajando arduamente para impulsar más pronto la materialización de esta tecnología, pues se dicen confiados de que estas soluciones ayudarán a tratar múltiples enfermedades complejas y degenerativas que en muchas de las ocasiones requieren de métodos invasivos continuos, lo que desgasta al paciente en turno.

 

Los electrocéuticos son dispositivos compuestos por electrónica orgánica que pueden dispensar fármacos o incluso aplicar electroestimulación directamente en un nervio específico, y con solo unos días después de ingresar son biodegradados por el organismo que no experimenta daños colaterales.
   

“Estos sistemas de ingeniería suministran una función terapéutica activa con un formato de dosis programable, y luego desaparecen naturalmente en el cuerpo, sin dejar rastro”, explicó John Rogers, quien es considerado un pionero en tecnologías bioelectrónicas y principal autor de esta línea de investigación. “Este enfoque de terapia permite pensar en opciones que van más allá de las drogas y los químicos”, puntualizó.

Los académicos además están convencidos de que la electricidad ha demostrado su eficacia en el tratamiento de enfermedades y otros padecimientos crónico-degenerativos, con buenos resultados registrados a lo largo del pasado siglo, cuando del hombre comenzó a implementar esta energía aplicada a la medicina humana.

 

- PUBLICIDAD -
Los investigadores aseguran que estos dispositivos permitirán tratar padecimientos sin realizar invasivas cirugías y tendrán mejores resultados en el paciente.
   

Actualmente, algunas técnicas de rehabilitación muscular y nerviosa están basadas en la exposición de electrochoques controlados y de mínima intensidad sobre la parte que se desea motivar, incluyendo regiones delicadas del cerebro donde más recientemente se han documentado resultados alentadores sobre pacientes que padecen parálisis corporal a partir de aneurismas o traumas vividos.

Pero el reciente trabajo de los académicos no solo es el único, pues en al igual que ellos, otros equipos científicos han contribuido con sus aportaciones y han compartido sus respectivos trabajos a través de artículos científicos como el titulado: “Electrical Stimulation to Enhance Axon Regeneration After Peripheral Nerve Injuries in Animal Models and Humans”, lanzado en 2016, donde se refiere que la electroestimulación interna sobre nervios periféricos en animales han reflejado novedosos panoramas para la ciencia médica.

 

La especialista Xudong Wang aplica una bandita eléctrica a uno de sus estudiantes de nombre Yin Long. (Foto: Sam Million-Weaver).
   

“Sabemos que la estimulación eléctrica durante la cirugía ayuda, pero una vez que finaliza la cirugía, la ventana para intervenir se cierra”, comentó el Dr. Wilson “Zack” Ray, profesor asociado de neurocirugía, ingeniería biomédica y ortopedia de la Universidad de Washington quien participa también en este trabajo. “Con este dispositivo, hemos demostrado que la estimulación eléctrica administrada de forma programada puede mejorar aún más la recuperación del nervio”.

Cabe mencionar que estos circuitos no han sido probados en pacientes humanos, sin embargo, se espera que en los siguientes meses obtengan una respuesta favorable por parte de las autoridades europeas y norteamericanas de medicina experimental para proceder a utilizar esta tecnología en candidatos humanos, con el fin de demostrar que los resultados pueden ser altamente positivos.

“Diseñamos los dispositivos para que desaparezcan”, dijo Rogers. “Esta noción de dispositivos electrónicos transitorios ha sido un tema de gran interés para mi grupo durante casi 10 años; en cierto sentido, una gran búsqueda en ciencia de materiales. Estamos entusiasmados porque ahora tenemos las piezas (los materiales, los dispositivos, los enfoques de fabricación, los conceptos de ingeniería a nivel de sistema) para explotar estos conceptos de manera que puedan ser relevantes para los grandes desafíos de la salud humana”.

 

El trabajo de los científicos de la universidad británica no son los únicos que actualmente se llevan a cabo, también en la Universidad Estatal de Ohio, académicos trabajan en materiales similares como el parche que aparece en la imagen, el cual puede combatir bacterias de forma dérmica.
   

Al variar la composición y el grosor de los materiales en los circuitos, Rogers y sus colegas pueden controlar la cantidad precisa de días que permanece funcional antes de ser absorbidos por el cuerpo. Las nuevas versiones pueden proporcionar pulsos eléctricos durante semanas antes de degradarse. La capacidad del dispositivo para degradarse en el cuerpo reemplaza a una segunda cirugía para eliminar un dispositivo no biodegradable, eliminando así un riesgo adicional para el paciente.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Bosch comercializará sensores de bajo costo para construir coches voladores

La compañía alemana dio a conocer que ya trabaja en un portafolio de productos de …

Leave a Reply

Your email address will not be published.