Jueves , mayo 23 2019

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Automatización y Robótica / Niño o anciano… la decisión más difícil para un vehículo autónomo

Niño o anciano… la decisión más difícil para un vehículo autónomo

Investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) arrancaron un estudio basándose en ética colectiva para identificar cuál sería la decisión que debería tomar un coche robot si se enfrentara a un evento de evasión de transeúntes.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

Basándose en un estudio de ética colectiva sobre seguridad vial, investigadores del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) pusieron a prueba a un vehículo autónomo en un caso simulado donde el sistema debió elegir entre atropellar a un niño o su abuela durante una maniobra de evasión, esto para comprobar qué tan eficientes son los algoritmos lógicos de estas plataformas móviles.

     

El proyecto fue nombrado “Moral Machine”, y su objetivo fue descubrir cómo funciona la “moral artificial” de los vehículos autónomos comparados con las reacciones de diferentes grupos sociales, culturales y de procedencia geográfica, ante una maniobra similar en la vida real de los conductores.

Este proyecto emergió en el MIT en el año 2014, y arrancó con el objetivo de crear una plataforma similar a un juego que almacenara y analizara las decisiones de la gente sobre cómo los autos que se conducen por sí solos deben priorizar vidas en diferentes variaciones del llamado " trolley problem".

El proyecto del MIT denominado ‘Moral Machine’ que inició en el 2014, actualmente se ha convertido en la plataforma de estudio más disruptiva e interesante para el desarrollo de sistemas de control inteligentes, principalmente de los vehículos autónomos.
     

De acuerdo a los académicos del MIT, este proyecto busca generar una especie de repositorio alimentado con la mayoría de las posibles decisiones aplicando ingeniería social, para producir los fundamentos que permitan confeccionar los algoritmos complementarios de control que ayuden a los vehículos sin conductor a tomar decisiones más óptimas ante eventualidades incluso complejas para los humanos.

En el proceso, los datos generados proporcionan información sobre las prioridades éticas colectivas de culturas diferentes, y a cuatro años después de la puesta en marcha de la plataforma, millones de personas en 233 países han registrado 40 millones de decisiones, lo que lo convierte en uno de los estudios más grandes jamás realizados sobre preferencias morales globales.

- PUBLICIDAD -

En octubre del 2018, la revista Nature dedicó un espacio para publicar los resultados conseguidos durante todo este tiempo por los científicos del MIT, y además resaltó que este estudio también reveló que existe una divergencia cultural ante episodios morales donde se deben tomar decisiones que involucran salvaguardar una vida ante ciertas circunstancias.

“El problema clásico es el siguiente: se ve un tranvía fuera de control que se apresura por las pistas, a punto de golpear y matar a cinco personas. Usted tiene acceso a una palanca que podría cambiar el carro a una pista diferente, donde solo una persona podría enfrentar el desenlace fatal. ¿Debería tirar de la palanca y terminar con una vida para ahorrar cinco?”, someten como retórica los investigadores.

El estudio ha recolectado por más de 4 años la opinión de millones de personas de 233 países diferentes, y se ha descubierto que la prioridad ante maniobras evasivas que involucran salvar vidas cambia con respecto a la cultura y geografía de los grupos sociales.
     

Los resultados conseguidos con este proyecto también arrojan importantes rutas de iluminación hacia cómo debe configurarse un sistema autónomo para adaptarse a las preferencias socio-económicos y culturales de un mercado en específico, ya que hallaron variantes notables en los datos duros filtrados que han sido almacenados y puestos posteriormente a un análisis de datos.

El proyecto ha tomado esto información para realizar diferentes comparaciones que demostraron las polarizaciones sociales de las personas: si un vehículo inteligente da prioridad a los humanos sobre las mascotas, a los pasajeros sobre los peatones, a más vidas sobre menos, a las mujeres sobre los hombres, a las personas jóvenes sobre los ancianos, a quienes están enfermos o sanos, por mencionar algunos.

Esperan que este proyecto también permita guiar a quienes actualmente trabajan en el segmento de los vehículos inteligentes para mejorar su perspectiva de integridad automotriz, la cual afirman los científicos del MIT, es totalmente abstracta y compleja para migrarla a un enfoque de software.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Demuestran prótesis robótica que permite a pacientes volver a sentir y sujetar

Los bio dispositivos permiten a los usuarios que han sido amputados recibir retroalimentación sensorial desde …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *