Viernes , diciembre 14 2018

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Industria y Negocios / Existen secretos que los reclutadores se guardan pero desean que sepas

Existen secretos que los reclutadores se guardan pero desean que sepas

Aunque poseas un buen currículum con excelencia académica y diversos talleres técnicos de formación, durante las entrevistas de trabajo existen claves para acceder a las grandes ofertas, pero esto solo lo saben los reclutadores.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

Los reclutadores pueden parecer intimidantes, pero realmente quieren lo mejor tanto para los candidatos como para la compañía. Los buenos reclutadores quieren que los aspirantes a alguna vacante tengan la mejor experiencia posible durante el proceso de solicitud y entrevista, pero a pesar de esto, hay algunas cosas que simplemente no pueden compartir.

     

En un reciente estudio publicado por la agencia global de empleos Glassdoor, existen ciertas estrategias que los reclutadores aplican de forma suspicaz para definir el nivel en que colocarán al entrevistado dentro del tabulador salarial con respecto a la calificación que le asignen a sus competencias y habilidades; tácticas internas de recursos humanos que dentro del mundo de los recursos humanos podría llamárseles secretos laborales. Son la información confidencial que, desafortunadamente, los reclutadores no pueden divulgar, pero que según afirma el reporte de Glassdoor realmente desean que sepan los candidatos.

Con el fin de reforzar sus afirmaciones los analistas de la firma de tercerización se dieron a la tarea de contactar a Omer Molad, CEO y fundador de Vervoe, empresa también de selección y contratación de personal incluyendo posiciones para la industria tecnológica, donde implementan métodos de filtrado que consisten en entrevistas cara-a-cara y reuniones en línea para simular encuentros laborales con representantes de startups.

El reporte sostiene que Molad construyó con la misión de hacer “indoloro” el proceso de contratación, con frustraciones y percepciones de áreas vulnerables por parte de los candidatos a vacantes, muchas de ellas posiciones de gran nivel al interior de las organizaciones, según sostienen los mismos reclutadores.

Por lo tanto, Omer Moled recopiló información útil con respecto a estos procesos y descubrió que algunos de los reclutadores utilizan ciertas estrategias para ahondar en las perspectivas y perfiles de los entrevistados, y que a lo largo de los años estas estrategias han dado a paso a ciertos secretos que Molad afirma los contratantes no contarán, pero que realmente desearían que conocieran los aspirantes.

1. “Podríamos haber ganado más si hubieras negociado”

“Las negociaciones salariales son como un juego de póquer: tanto los buscadores de empleo como los reclutadores están tratando de tener el control y ganar la mano. Muy pocos (si los hay) reclutadores serán tan audaces como para decir: ‘Nos aprovechamos de usted y no le valoramos mucho’”, mencionó Molad en el informe de Glassdoor. “De hecho, a menudo hay una banda o rango salarial que los reclutadores tienen para cada función. Su oferta salarial inicial rara vez se encuentra en la parte superior de su tabulador, por lo que el sueldo base, así como otros beneficios tales como días de vacaciones, horas de trabajo, etc., generalmente se pueden negociar”, afirma.

2. “No exageres con las palabras moda, por así decirlo”

El reporte de menciona que utilizar un lenguaje relajado con palabras poco formales y mayormente coloquiales puede incidir negativamente en la calificación otorgada por los reclutadores. Del mismo modo, utilizar palabras demasiado formales todo el tiempo y no alternar con otras menos formales (pero no coloquiales) tratando de aparentar ser un individuo con un avanzado nivel de conocimientos culturales, puede ser contraproducente.

“Mo trates de parecer más inteligente de lo que realmente eres”, dice Molad. “La autenticidad es clave. Los reclutadores y los empleadores quieren que su personalidad brille, no su capacidad de lanzar palabras y frases como ‘sinergia’, ‘mover la aguja’, ‘retorno de la inversión’, ‘alimentar el embudo’, etc. No se trata de preguntas o respuestas específicas que sobresalgan, sino de los candidatos que muestran una gran pasión por lo que hacen, que realmente están por encima del resto”, apuntó el empleador.

3. “Nunca volviste a tener una oportunidad después de esa primera mala impresión”

La noción de Molad sobre la mayoría de los reclutadores es que estos difícilmente pueden superar una mala impresión en la primera entrevista. El informe agrega que no regresar las llamadas, respuestas torpes, malos modales y hasta una mala imagen e higiene, afectan las posibilidades de pasar a la siguiente ronda. “Los gerentes de contratación y reclutadores se morderán la lengua, luchando contra el deseo de decir: ‘Simplemente no nos gustas’”, menciona Molad.

“Los entrevistadores a menudo se preocupan más por la simpatía de los candidatos durante la primer impresión que si están o no realmente calificados para el puesto", dice el entrenador de carrera Peter Yang. “Esto se debe a que la persona que lo entrevista posiblemente también será su futuro jefe y mentor, por lo que tiene mucho sentido que quieran contratar a alguien a quien personalmente les agrade y con quien quieran trabajar. Causar una buena impresión en la entrevista pasa por establecer una conexión sólida con su entrevistador. Intenta mostrar tu personalidad en lugar de solo responder preguntas de forma robótica. Incluso puedes ser un poco personal si quieres”.

Siempre es importante una buena impresión, ya que este es el pase automático para la siguiente ronda, lo cual aplica también en los procesos de selección de personal en la industria de alta tecnología.
       

4. “Las referencias no fueron muy halagadoras”

- PUBLICIDAD -

El informe también señala que si un reclutador o gerente tenía dudas sobre usted, no le informarán si las referencias poco halagüeñas confirmaron sus dudas, dice Molad. “Sus referencias deben hablar sobre sus fortalezas en situaciones específicas, no solo información básica”, agrega Jordan Perez, experto en recursos humanos. “Las referencias deben estar listas para proporcionar ejemplos de proyectos reales en los que se superaron las expectativas. Su referencia debería citar fácilmente una o dos situaciones que resaltan sus fortalezas”.

En este sentido, el reporte señala a Sam Keefe, gerente de Marketing Digital de AVID Technical Resources, quien comenta: “Las malas referencias pueden arruinar su candidatura y las buenas pueden fortalecerla. Solo da referencias que dirán cosas positivas sobre ti. Trabaja duro para construir buenas relaciones de trabajo con compañeros de trabajo y jefes”, subraya.

5. “Te encaminé a la inversa y descubrí la verdad”

Las referencias poco fiables o de canalización inversa, son una de las formas astutas en que los gerentes y reclutadores recopilan más información sobre usted; se refiere a cuando los empleadores se comunican entre sí para obtener su opinión honesta sobre el candidato. “Este fenómeno es aún más frecuente en los últimos cinco años más o menos debido a la creciente popularidad de LinkedIn”, dice Keefe. “Incluso si decides no dar a nadie como referencia, las referencias de puerta trasera pueden revelar los esqueletos de tu armario. Las referencias de puerta trasera pueden ser especialmente comunes cuando busca trabajo en sectores como la tecnología”.

6. “Ya le dimos el trabajo a un empleado interno!

Desafortunadamente, es perfectamente legal anunciar un trabajo que es casi seguro que sea ocupado por un interno. De hecho, algunas investigaciones han demostrado que las contrataciones internas generalmente se desempeñan mejor que las externas. Sin embargo, los “trabajos fantasma” pueden ser francamente molestos cuando estás buscando una nueva posición.

El informe destaca que a pesar de que las normas laborales federales no requieren que los empleadores publiquen vacantes, muchos departamentos de Recursos Humanos requieren que las funciones se incluyan en una bolsa de trabajo durante un período de tiempo para garantizar un proceso de contratación justo. Por lo tanto, dice Molad, no espere que los reclutadores salgan de inmediato y digan: “Fue un desfile de belleza para mostrar a la gerencia que ejecutamos un proceso, pero fue una farsa y realmente nunca se lo consideró”.

Muchos de los reclutadores buscan también en los perfiles de las redes sociales de los candidatos para detectar señales contrarias a lo que declara el entrevistado.
     

7. ¡Cuidado con las redes sociales!

Aproximadamente el 80 por ciento de los reclutadores y gerentes de contratación utilizan las redes sociales para buscar y examinar candidatos de trabajo, por lo que es extremadamente importante tener una presencia profesional en Internet.

“Los gerentes de contratación están revisando las páginas de las redes sociales para informarse sobre los antecedentes y la marca que la persona está articulando y buscar señales de alerta”, dice Alan Weatherbee, vicepresidente de búsqueda de talento para la firma Allison + Partners. “No lo usan para hallar formas de no contratar a alguien que esté calificado, sino de asegurarse de que se presenten de manera precisa”, aclara Alan Weatherbee.

De acuerdo con los expertos en empleo citados en el informe, los aspirantes deben asegurarse de que sus páginas de redes sociales, ya sea de LinkedIn, Facebook, Twitter o Instagram, coincidan con lo que dicen en su currículum, cartas de presentación y otros materiales de solicitud laborales. “Después de todo, nadie va a contratar a alguien que diga ser un jefe de mercadotecnia en su currículum, mientras que su página de Facebook está llena de quejas sobre su trabajo al contestar teléfonos en una compañía de publicidad”, cita el documento.

Janet Elkin, directora ejecutiva de la compañía de personal de trabajo Supplemental Healthcare, dice que las personas deben asegurarse de que sus páginas de redes sociales estén libres de comentarios políticos, mensajes subidos de tono o cualquier otra cosa que pueda ofender a la persona que podría tener su futuro en sus manos.

8. “Podrías ser el Plan B mientras los reclutadores buscan la mejor opción”

Incluso los reclutadores más directos no dudarán en decir que eres el “Plan B”, dice Molad. Entonces, si un empleador parece estar demorándose en darle luz verde para continuar o simplemente indicarte que no eres el adecuado para el cargo, es probable que tengan otro candidato en trámite.

Aunque parezca que los reclutadores se guardan secretos de selección de personal, lo hacen siempre pensando en el negocio o en las encomiendas de sus jefes directos, no porque intenten ser maliciosos. Si te enfrentas a alguno de estos, es probable que la oportunidad adecuada simplemente no haya llegado a su camino. No tengas miedo de ser directo con un reclutador y comunicar tus inquietudes y metas.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Distribuidores de electrónica crecen en AL

America II Electronics se convierte en uno de los brokers independientesmás fuertes del segmento tras …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *