Domingo , noviembre 18 2018

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Diseño Analógico / Ex ejecutiva de Intel crea su propia empresa y lanza nuevos chips basados en ARM

Ex ejecutiva de Intel crea su propia empresa y lanza nuevos chips basados en ARM

Renée J. James, ex directora de tecnología de Intel Corporation fundó su empresa Ampere Computing para producir nuevos chips móviles más económicos y eficientes que estarán basados en tecnologías de ARM.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

Después de haber colaborado por casi tres décadas para Intel Corporation donde estuvo a cargo de diversos puestos directivos, Renée J. James decidió emprender y crear su propia empresa para fabricar microprocesadores más potentes y eficientes para teléfonos móviles y centros de datos implementando tecnología de ARM, competidor de Intel.

   

Ampere Computing es la alternativa ideada por la ex presidenta operativa de Intel, Renee James, quien luego de separarse de Intel en 2015, comenzó a trabajar en este modelo de negocio con una firme visión de manufacturar chips aplicando la misma tecnología subyacente que los chips para teléfonos móviles.

En el equipo de Renée está Atiq Bajwa, otro veterano de Intel especializado en diseño y desarrollo de arquitecturas que trabajó para la firma por más de 30 años, y quien es ahora el vicepresidente de Hardware de Ampere; Rohit Vadwans, también experto en ingeniería de plataformas de procesamiento que trabajó para Intel por más de 26 años, así como Greg Favor, ex colaborador de AMD.

Los primeros modelos de chips de Ampere Computing ya han sido verificados y seleccionados por Lenovo y otras compañías fabricantes de servidores que alimentan servicios basados en la Nube, según fuentes cercanas a la startup, y se comercializan a un rango de 550 y 850 dólares.

La propuesta de Renée James, ex presidenta divisional de Intel, es revolucionar el mercado de chips de servidores, con una tecnología adyacente similar a la de los teléfonos móviles. Ampere Computing es el nombre de su nueva empresa.
   

La tecnología que Ampere está utilizando es licenciada por ARM Holdings, la misma que integra la mayoría de los dispositivos móviles que funcionan bajo el sistema operativo Android y también los de la gama iPhone de Apple.

Al estar basados en arquitecturas ARM, los nuevos microprocesadores de Ampere poseen un perfil inteligente de consumo de energía, tal y como lo demuestran los chips de la firma Qualcomm, el mayor fabricante de chips móviles a nivel global que también utiliza tecnología de ARM.

- PUBLICIDAD -

Sin embargo, Ampere es un fabless, es decir, no fabrica sus propios chips; este trabajo lo ha tercerizado al fabricante de circuitos Taiwan Semiconductor Manufacturing Corporation (TSMC), el mismo que le produce los chips a Apple y Qualcomm.

Pero eso significa que la próxima generación de chips de Ampere programada para lanzarse en 2019, aprovechará la tecnología de fabricación de 7 nanómetros de TSMC, que es más avanzada que la generación actual de tecnología de Intel y la cual está siendo ahora mismo utilizada en los más recientes modelos del iPhone y en los últimos procesadores telefónicos de Qualcomm.

Dominio del mercado

El mercado de chips para servidores está dominado por Intel, que controla más del 90 por ciento del mercado global. Pero se espera que el veterano rival de Intel, Advanced Micro Devices (AMD) cambie por completo ese panorama para el próximo año, ya que Intel ha retrasado su última generación de tecnología de fabricación de chips, y se prevé que estos sean liberados hasta el 2020 debido a trabajos adicionales de validaciones y pruebas de seguridad que actualmente aplica a estas arquitecturas.

Con el 90 % del mercado de chips de servidores en manos de Intel, el panorama puede cambiar de un momento a otro con la irrupción de Ampere Computing, debido al retraso de Intel e la fabricación de su nueva generación de chips, mientras que los chips de Ampere saldrán beneficiados de la tecnología de 7 nanómetros que le otorgará la infraestructura del gigante TSMC, quien se los fabricará.
   

En cambio, los propósitos de Ampere son distintos a los de Intel y AMD. En vista de que estos dos últimos usan una tecnología llamada x86 que alimenta a la mayoría de las PCs, la firma de Renée implementará arquitecturas de ARM, y su ambición por expandirse en el mercado de procesadores va más allá que el segmento de móviles, puesto que también amenaza con participar en el sector de microprocesadores para servidores, dirigiendo su mirada a compañías como Facebook, Google y Amazon, por mencionar algunos, que son los mayores compradores mundiales de chips para servidores.

La gama de procesadores de Ampere lleva por nombre eMAG y cuenta con dos versiones, de 16 y 32 núcleos con velocidades de hasta 3.3 GHz, diseñados para competir con otros de servidores tradicionales de nivel medio. Pero la actual CEO de Ampere reveló que la compañía puso especial cuidado en garantizar que los chips ejecuten bien el software de los clientes, en lugar de realizar pruebas de velocidad, una estrategia totalmente radical a la que sigue Intel.

En este sentido, durante una entrevista para la agencia de noticias Reuters, James dijo que “hacer que las cosas funcionen rápido es excelente para las presentaciones de PowerPoint, pero no ayuda a que las cosas funcionen rápido en el centro de datos de sus clientes”.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Aceleran procesos FinFET aplicando mejoras a los métodos DTCO

A través de una mancuerna industrial entre las compañías IBM y el fabricante de herramientas …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *