Tuesday , September 17 2019

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
Home / Energía y Potencia / Estos son los países que prohibirán la venta de motores a gasolina y diésel para 2030

Estos son los países que prohibirán la venta de motores a gasolina y diésel para 2030

Los problemas de tráfico, la contaminación, las alzas a los hidrocarburos y los demás problemas que generan actualmente los vehículos con motores a gasolina han hecho que diversos países ya contemplen sacarlos de sus calles en el corto plazo.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

Israel e Irlanda son dos de los países que prohibirán bajo efecto de ley la venta de vehículos con motor a gasolina y diésel a partir del año 2030.

     

En un reporte publicado por la agencia Reuters, se indica que las autoridades israelíes han advertido a sus ciudadanos que tienen un plazo de aproximadamente 10 años para contemplar adquirir un vehículo eléctrico o automóvil propulsado con gas natural, ya que a partir del 2030 todos los coches propulsados con combustibles fósiles no tendrán permiso de circular en su territorio ni tampoco de venderse como modelos de versión nueva por parte de los fabricantes automotrices.

Yuval Steinitz, ministro de Energía de Israel, reconoció que el reto será grande pero prevén que resulte gracias a los incentivos que el gobierno ya prepara para motivar a las personas a que compren coches que no consuman gasolina o diésel. “Estamos haciendo el sumo esfuerzo por financiar desde ahora estaciones de carga eléctrica, hasta llegar a las 2,000 estaciones eléctricas en todo el país”, mencionó funcionario.

El gobierno israelí espera que para el año 2025 haya 177.000 vehículos eléctricos circulando en sus carreteras, comparado a las poco menos de 100 unidades que actualmente se registran en el país. Para el año 2030 las expectativas son altas: se prevén 1.5 millones de coches eléctricos incluyendo también unidades del transporte público.

- PUBLICIDAD -

Pero no solo Israel ha anunciado su deseo de prohibir los motores a gasolina, también Irlanda pretende llegar al año 2030 sin que se permita bajo ley la venta de cualquier coche que posea bajo su cofre una maquinaria alimentada con combustibles fósiles.

Entre los países que han anunciado la prohibición de vehículos con motores a gasolina y diésel a partir del 2030 están Israel e Irlanda; por su parte, países como Alemania, Noruega, Reino Unido y Francia pretenden hacer lo mismo para el 2040.
     

Según informa el diario irlandés The Journal el proyecto que arrancará a partir de este 2019 el gobierno de este país, está sostenido por un presupuesto a 10 años de poco más de 22 mil millones de dólares, de los cuales 13,700 mdd se contemplan para iniciativas relacionadas con energías limpias, y otra parte del monto estará destinado a la creación de infraestructura idónea para la llegada de los vehículos eléctricos, principalmente estaciones de carga eléctrica.

Otros países también planean prohibir los motores a gasolina y diésel, pero no para el 2030, sino para el 2040 pues consideran que requerirán más tiempo para persuadir a sus ciudadanos a migrar hacia vehículos eléctricos o propulsados con otras tecnologías más limpias, tal es el caso de Alemania, Noruega, Reino Unido e incluso China.

En otros países de América Latina como México, anualmente el aumento de vehículos con motor a gasolina y diésel se eleva preocupantemente, mientras que sufren los propios conductores debido a que las ciudades no fueron planeadas para soportar la cantidad masiva de los coches, por lo que comienzan a colapsarse como sucede con la Ciudad de México, y en otras ciudades de este país, donde además las autoridades enfrentan un serio problema por el robo de hidrocarburos.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

¿Y si en lugar de gasolina los autos consumieran agua de mar?

“QUANTiNO 48VOLT” es el nombre de un sub compacto deportivo que ya consiguió recorrer experimentalmente …

Leave a Reply

Your email address will not be published.