Tuesday , September 17 2019

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
Home / Diseño Analógico / Este novedoso sensor eliminará la depresión crónica en humanos

Este novedoso sensor eliminará la depresión crónica en humanos

El diminuto circuito electrónico es desarrollado por científicos europeos y tiene la capacidad de moderar los índices de los químicos neurotransmisores responsables de la depresión. Se espera pueda comenzar a ser implantado en los próximos 5 años.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

El Instituto de Microelectrónica de Europa (IMEC) anunció la culminación de un novedoso sensor que promete combatir la depresión crónica de los seres humanos de una forma práctica y definitiva.

     

Se trata de un pequeño circuito electrónico diseñado compatiblemente con el organismo humano a manera de bio implante con el objetivo de tratar a pacientes con índices crónicos de depresión que no reaccionan satisfactoriamente a los tratamientos farmacológicos convencionales en el tiempo y los resultados planteados por los médicos en turno.

De acuerdo al reporte del IMEC, el aumento de este terrible y fatal padecimiento se vuelve cada vez mayor en la población global, principalmente en el rango de los 30 a los 45 años de edad, período en que la mayoría de las personas atraviesan por diversos cambios tanto mentales, formas de vida y fisiológicos.

El Instituto de Microelectrónica de Europa (IMEC) lanzará en cuestión de 5 años aproximadamente un nuevo circuito electrónico que trabajará como implante para combatir el estrés y depresión crónicos desde el interior del cuerpo humano.
     

Por esta razones, científicos de este importante instituto de microelectrónica, se pusieron a trabajar desde hace algunos años en el diseño y fabricación de un bio sensor que integra una pequeña antena transmisora y en su interior un arreglo de compuertas con módulos especiales para medir diversos parámetros del organismo, tales como la presión sanguínea, la temperatura, el ritmo cardíaco, la conductividad dermoeléctrica, los ciclos respiratorios y otros elementos de capital importancia que posteriormente son enviados a un sistema externo donde un software con algoritmos especialmente estructurados para realizar los cálculos, se encargan finalmente de analizar los datos para definir un resultado en tiempo real sobre las condiciones del usuario.

La estructura del circuito está hecha de tal forma que permitirá una gran durabilidad para asegurar los resultados deseables principalmente en aquellos pacientes que llevan ya tiempo con este problema sin poder salir adelante con los tratamientos de medicina preventiva.

Aunque el dispositivo se encuentra en fase de pruebas, los científicos están conscientes que se avecinan grandes retos que deberán resolver antes de que el aparato sea formalmente distribuido en formato comercial. Uno de estos retos es crear una gama diversa para cada tipo de estrés, ya que reconocen que no todos los individuos reaccionan igual ante los mismos problemas, y mientras un sujeto puede elevar su ritmo cardíaco, otro puede mantener un ritmo de presión normal pero elevar drásticamente su temperatura corporal, o quizá padecer otros cuadros clínicos en el momento de un lapso de tensión.

- PUBLICIDAD -

Los índices de depresión crónica se han incrementado drásticamente en los últimos años.
     

“Actualmente, 1 de cada 7 belgas luchan contra la depresión. La mayoría en edad promedio de los 35 años. En el caso de las mujeres, el problema se vuelve más crítico con 1 de cada 4 habitantes. ¿Estamos trabajando más que lo que hacían nuestros abuelos? ¿Es más grande la depresión en el trabajo lo que está generando el incremento en las depresiones y fatigas?”, refiere como retórica este importante centro tecnológico con sede en Bélgica.

En el trabajo también se involucraron sociólogos inmiscuidos en el factor problema de la depresión social, y a través de sus investigaciones encontraron que una de las principales causas que inciden en el aparecimiento de esta enfermedad es el actual rol o papel de los individuos en la sociedad en general, el cual es definido por los expertos europeos como un patrón más definido que en el pasado.

Irónicamente, los estudiosos descubrieron que la libertad por la que todo individuo lucha por conseguir se vuelve un serio problema, ya que para alcanzarla deben estar más sumidos en condiciones laborales que les otorguen, por ejemplo, mayor capital financiero para realizar aquellas actividades personales que les reditúan a manera de recompensa por sus esfuerzos.

Se estima que la depresión crónica también ha llegado a los jóvenes desde edades de los 13 años.
     

“Muchos de los pacientes que se sienten deprimidos y que se sienten incapaces de hacerle frente a este padecimiento –quienes asumen no saber porqué están así- a menudo sufren estrés crónico como resultado de un conjunto completo de factores de estrés tales como la combinación de llevar una carrera profesional y educar a los hijos, la renovación o busca de un mejor trabajo, la lucha contra una enfermedad degenerativa, etcétera”, señala el reporte del IMEC.

De acuerdo al informe del IMEC, el sensor será capaz de incidir en el sistema nervioso central y tomará pequeñas muestras de cortisol, la substancia causante del estrés y cuyas moléculas una vez segregadas en el cerebro son enviadas a través del terrente sanguíneo.

Se espera que el prototipo comercial ya con la gama amplia para atender cada uno de los diversos tipos de estrés, pueda ser lanzado en un plano no mayor a 5 o 10 años, tiempo en que también harán adecuaciones al sistema microelectrónico para buscar la posibilidad de colcoar módulos dispensadores de fármacos si esto es necesario.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Bill Gates regresa a los negocios financiando a startup de chips ópticos

El magnate de la tecnología abrió su cartera para soportar el crecimiento de la empresa …

Leave a Reply

Your email address will not be published.