Lunes , agosto 19 2019

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Automatización y Robótica / Este brazo industrial cuesta 6,000 euros y puede ser programado en 15 minutos

Este brazo industrial cuesta 6,000 euros y puede ser programado en 15 minutos

EVA es el nombre de este robot articulado que ronda los 6,000 euros y que puede ser programado fácil y rápido por las PyMEs que no pueden acceder a los brazos industriales con rondan las decenas de miles de dólares.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

Los brazos robóticos son un tipo de brazo mecánico y programable con funciones parecidas a las de un brazo humano que además pueden ser la suma total del mecanismo o pueden ser parte de un robot más complejo.

   

Los módulos de estos brazos están interconectados a través de articulaciones neumáticas o electromecánicas que permiten movimientos rotacionales o lineales según se requiera, y en el sector industrial son altamente indispensables en compañías con capacidades de manufactura para tareas de ensamblado donde la mano humana no debe ser puesta en riesgos.

Lamentablemente, los costos de un brazo industrial pueden llegar hasta los 90,000 dólares en el caso de los de gama alta, y por supuesto las empresas de reciente creación cuyas expectativas de inversión son limitadas no alcanzan a acceder a estas clases de soluciones para impulsar sus tasas de productividad.

Por esta razón, la empresa AutomataTech, con sede en Londres (Inglaterra) se dio a la tarea de construir una nueva gama de brazos robóticos de bajo costo pero que al mismo tiempo mantuviera una buena eficiencia y desempeño, y de esta forma presentó a Eva, un prototipo de 6,000 euros que presumiblemente puede ser programado en aproximadamente 15 minutos.

 

Principales aplicaciones de Eva en la industria.

Mostafa ElSayed y Suryansh Chandr, fundadores de AutomataTech.

- PUBLICIDAD -

La idea de sus fundadores, Mostafa ElSayed y Suryansh Chandr, es proveer a las empresas pequeñas o startups la posibilidad de adquirir un brazo robótico para optimizar sus procesos operativos sin necesidad de invertir fuertes cantidades de dinero, simplificando las labores de programación, instalación y mantenimiento del autómata por parte de los equipos de ingeniería.

El brazo Eva es tan compacto que puede ser llevado en una mochila convencional y puede llegar a ocupar un área del tamaño de un escritorio para operar, mientras que su peso es sumamente ligero con lo cual puede ser fácilmente instalado.

La programación del mismo es a través de un software que permite funciones de arrastrado y soltado (drag and drop), por lo que no se requiere que los usuarios sean expertos en lenguaje de programación como C/C++ o Python, entornos que comúnmente son indispensables para la configuración de esta clase de autómatas.

 

Sus creadores refieren que la configuración de Eva no lleva más de 15 minutos en promedio.

Sus fundadores pasaron los últimos cuatro años diseñando, ajustando y afinando este robot con el fin de evitar comprar los componentes con proveedores externos, y en lugar de esto diseñaron la caja de cambios del robot desde cero, eligiendo las partes más baratas, y aunque este perfil no brindará los niveles de precisión como ocurre con los brazos industriales tradicionales, los fabricantes de Eva esperan que su robot llene un nicho de bajo costo para sus clientes que hasta ahora no estaba cubierto.

AutomataTech ha logrado capturar la atención de grandes inversionistas, incluyendo el fabricante de robótica ABB el cual decidió invertir en la empresa británica la cual ha alcanzado 8.4 millones de euros en sus primeras rondas de inyección de capital.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Forman alianza para democratizar la Industria 4.0

Bajo el nombre de Open Industry 4.0, un grupo de compañías ha comenzado a fomentar …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *