Martes , septiembre 25 2018

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Automatización y Robótica / Estas son las primeras vacas ciborg ¿qué poderes tienen?

Estas son las primeras vacas ciborg ¿qué poderes tienen?

La compañía Livestock Labs ha integrado ya los primeros bio dispositivos en vacas, pero el CEO de la firma busca replicar esta tecnología en humanos.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

Como si fuese extraído de la novela de Phillip K. Dick, “¿Sueñan los androides con ovejas eléctricas?”, el especialista en sistemas cibernéticos Tim Cannon, está dispuesto a desafiar a la ciencia con las primeras “vacas cíborg” de la historia mediante sensores y rastreadores subcutáneos que no molesten al animal.

 

Ahora, a través de un dispositivo llamado EmbediVet, la startup Livestock Labs ha logrado obtener datos relevantes sobre el estado vital del ganado bovino. El objetivo parece evidente: la Inteligencia Artificial ayuda a los agricultores a conocer mejor y más fácilmente la alimentación y salud de sus animales.

La empresa inició operaciones con alrededor de 1.7 millones de euros en fondos del grupo agroindustrial Meat & Livestock Australia, y otras inyecciones de capital procedentes de inversores estadounidenses.

Tim Cannon, su creador, probó por primera vez estos dispositivos los cuales diseñó en 2010 tras ver un vídeo del biohacker escocés Lepht Anonym. Durante años, Cannon y su equipo fabricaron varios sensores, incluyendo un dispositivo llamado Circadia que comprendía un termómetro y luces LED que brillaban debajo de la piel.

Posteriormente, Cannon intentó vender sus primeros dispositivos como implantes pero sin mucho éxito, ya que ni los inversionistas voltearon a ver su propuesta, pero aquella idea del “superhumano”, mitad androide mitad ser vivo, no terminó de convencer a nadie, y pronto se percató de los desafíos normativos a los que se enfrentaba. Sin embargo, Cannon no terminó arruinado ya que confiaba en las enormes posibilidades de su invento.

- PUBLICIDAD -

Fue entonces cuando el hacker Meow-Ludo Disco Gama Meow-Meow (así como lees, así es su nombre) contactó a Cannon para proponerle una idea: mudarse a Sídney, Australia y dejar atrás su casa en Pittsburgh, Estados Unidos, con el fin de retomar el rediseño del sensor Circadia desde cero para implantarlo en animales de granja bajo el nombre de EmbediVet.

Estas vacas llevan rastreadores de seguimiento implantados en sus cuerpos. Los chips EmbediVet utilizan Bluetooth de baja energía para conectarse a una estación base cercana y así compartir datos en tiempo real a los administradores del ganado.
   

Este sensor está cubierto por una resina transparente con un procesador ARM, módulo Bluetooth, termómetro, acelerómetro, monitor de ritmo cardíaco y un oxímetro de pulso para medir la frecuencia cardíaca. Kerry Rood, profesor asociado de la Facultad de Medicina Veterinaria de la Universidad Estatal de Utah en Estados Unidos, fue uno de los pioneros en probar las ventajas del invento de Cannon.

Por su parte, el profesor asociado de Ciencia Animal en la Universidad Estatal de Oklahoma, Ryan Reuter reseñó que: “Todo lo que se implanta en las vacas debe ser lo suficientemente resistente como para soportar el abuso o los golpes del día a día”. Además del proyecto en curso con la Universidad Estatal de Utah, la empresa de Cannon lleva a cabo ensayos de investigación con otras dos universidades en Australia, la Universidad Charles Sturt y la Universidad de Nueva Inglaterra con el fin de liberar más versiones del biochip bovino.

En el año 1998, Kevin Warwick, profesor de cibernética en la Universidad Reading (Reino Unido), se convirtió en el primer ciborg del mundo al implantarse en el brazo un chip RFID (identificación por radiofrecuencia) para encender las luces chasqueando los dedos. Una vez incluso permitió que las ondas cerebrales de su mujer (que también es cibernética) tomaran el control de su cuerpo.

Lo de Warwick no es sólo por diversión. Este profesor, que cuenta a Terminator como una de sus grandes influencias, es un firme defensor del “upgrade” (o actualización) de los humanos a través de los avances en robótica, si es que en el futuro queremos competir con lo que vendrá, y por supuesto, Tim Cannon y su equipo de desarrolladores no descartan buscar alianzas para comenzar a promover la inclusión de bioelectrónica en humanos.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Robots a las Grandes Ligas

El béisbol de hoy con estadios de techo retráctil, grama artificial y pantalla gigantes de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *