Viernes , diciembre 14 2018

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Automatización y Robótica / Es de Florida el paciente cibernético con brazo robótico

Es de Florida el paciente cibernético con brazo robótico

El usuario simplemente piensa en mover su brazo robótico, las señales vienen directo del cerebro, se procesan en los módulos digitales del brazo y este comienza a moverse a voluntad de su portador.

(ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas)

Johnny Matheny, perdió su brazo en 2005 tras haber sido diagnosticado con cáncer, y en este año se ha convirtió en la primera persona en vivir con un avanzado brazo robótico controlado con la mente.

 

Matheny es oriundo de Port Richey, Florida, y fue sometido a cirugía el pasado mes de diciembre para recibir su brazo artificial. Después del éxito de su intervención, su tratamiento se prolongará todo el año, en gran medida para documentar los resultados a mediano plazo. Mientras tanto, Jhonny es asediado por la prensa que busca afanosamente la reacción de este nuevo ciborg beneficiado la maravilla de la tecnología.

El brazo fue desarrollado por el Departamento de Investigación, Exploración y Desarrollo del Laboratorio Johns Hopkins de Física Aplicada, como parte de su programa Revolutionizing Prosthetics. El programa tecnológico es financiado por la Agencia de Proyectos de Investigación Avanzada de Defensa (DARPA, por sus siglas en inglés), y su objetivo es crear prótesis controladas con actividad neuronal para restaurar la función motora de pacientes que hayan sufrido amputación de alguna de sus extremidades.

El proceso quirúrgico para la implantación de este brazo comenzó insertando una placa metálica en la estructura ósea del brazo, y posteriormente conectando diversos filamentos conductores con los nervios del muñón. Con esto, Matheny es el primer estadounidense en someterse a este tipo de procedimiento médico, con el brazo más avanzado hasta ahora desarrollado, el cual puede efectuar cualquier función de un brazo normal, como sujetar un huevo sin quebrarlo, colocarse una gorra en su cabeza, o bien, abrocharse las agujetas de sus zapatos, todo, haciendo uso de impulsos cerebrales.

- PUBLICIDAD -
Johnny Matheny.
 

Los ingenieros encargados del diseño del dispositivo indicaron que la prótesis tiene el mismo tamaño, peso, forma y fuerza que el brazo de una persona adulta. Y entre las múltiples características señalaron que puede levantar 45 libras (19.5 kilogramos) hasta el momento que se agote la batería. A partir de ese momento se remueve el brazo robótico cambiando la batería por una que tenga su carga completa. Con este tipo de tecnología, el implante no solo es capaz de recibir señales, sino también de enviarlas al cerebro.

Aunque este brazo ha sido probado con anterioridad, el programa espera tener más pacientes que tomen la tecnología para una prueba a largo plazo. El dispositivo protésico es impresionante, pero no es un brazo robótico ilimitado y todopoderoso.

El usuario no debe mojar el brazo y no debe conducir mientras lo lleva puesto; al mismo tiempo, se debe tener presente algunas reglas en mente, de otra manera será libre de llevar la tecnología al límite de sus capacidades, cada vez explorando lo que puede y no puede hacer, para que no se salga de control.

El brazo puede cargar hasta 19.5 kilogramos y sujetar objetos delicados como un huevo sin quebrarlo.
 

Las prótesis han avanzado drásticamente en los últimos años. El potencial de la tecnología ha inspirado a muchos, como al magnate Elon Musk, y nos ha hecho preguntarnos si podemos vivir como ciborgs en un futuro no muy lejano. La integración de la robótica avanzada en prótesis médicas ha sido en gran medida positiva, incluso ha sido un elemento revolucionario en la vida de muchos pacientes. En algunos casos, los dispositivos han podido restaurar sus capacidades motoras y sensoriales, reasignando a personas a una rutina normal.

Elon Musk ha opinado en encuentros públicos, que si los humanos siguieran el ritmo de las máquinas en término de progreso, solo los confines del Sistema Solar serían el límite, pues podrían aventurarse más allá de lo que se sabe que es posible. “Es probable que necesitemos fusionarnos con las máquinas. Biológicamente, los seres humanos tienen limitaciones claras y estrictas. Pero, si fuimos asistidos o aumentados por apegos mecánicos controlados por la mente, los humanos del futuro podrían redefinir esos límites”, en palabras del CEO de Space X.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Astronomía y memes de gatos son los pasatiempos de Sophia

La androide causó sensación durante su participación en el undécimo Festival Internacional la Ciudad de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *