Jueves , mayo 23 2019

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Comunicaciones / Era actriz, matemática, y precursora del Bluetooth y WiFi

Era actriz, matemática, y precursora del Bluetooth y WiFi

¿Quién dijo que las artes escénicas no van de la mano con las ciencias exactas? Esta actriz además de dejar un legado en la cinematografía, contribuyó al despliegue de las comunicaciones inalámbricas que gozamos hoy día.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

La actriz austríaco-estadounidense, Hedwig Eva Maria Kiesler, conocida en el medio artístico como “Hedy Lamarr”, ​ fue una reconocida histriona del cine contemporáneo y coinventora de la primera versión del espectro ensanchado que posteriormente dio paso a las tecnologías que conocemos hoy como Bluetooth y WiFi.

     

Sin duda, para quienes se dicen ser cinéfilos y amantes de las obras de teatro, deben saber que entre la comunidad de actores de hace algunas décadas, existió una actriz que hoy por hoy es reconocida como madre de las comunicaciones modernas, ya que también era amante de la ciencia y la tecnología que practicaba gracias a que cursó sus estudios en ingeniería.

Al llegar a una madurez franca en la década de los 40´s, con una singular belleza física pero con serios problemas maritales con su esposo, Friedrich Alexander Maria Fritz Mandl, Hedy aprovechaba su soledad para continuar sus estudios de ingeniería, haciendo uso de su ejercitada inteligencia y su innata curiosidad para conocer más de sobre las tecnologías armamentísticas de la época.

La bella actriz se inmiscuyó tanto en la tecnología, que posteriormente amasó grandes conocimientos técnicos, mismos que fueron cedidos por la actriz a las autoridades de los Estados Unidos años más tarde; llegando a someter patentes importantes en el rubro de las comunicaciones en la década de 1940, incluyendo técnicas de conmutación de frecuencias, bases de la transmisión de datos vía inalámbrica.

Hedwig Eva Maria Kiesler (Hedy Lamarr) nació en 1914 y falleció en el año 2000. Además de actriz fue ingeniero y se puede considerar como la madre de las comunicaciones modernas, al patentar importantes tecnologías de conmutación de frecuencias en la década de los 40.
     

Su propia vida parece un verdadero guion de película de drama, ya que, según cuentan los archivos recuperados de sus memorias escritas, en 1937 Hedwig escapó al fin de su esposo Friedrich Alexander. Estando exiliada en París (Francia), consiguió viajar más tranquilamente a Londres (Reino Unido) donde conoció a Louis B. Mayer, empresario de la Metro Goldwyn Mayer (MGM) a quien posteriormente vendió sus joyas y con el dinero, emprendió un viaje continental a Estados Unidos en el mismo barco en que él regresaba, donde se dio a la tarea de convencerlo de que la contratara como actriz. Al llegar a tierra, ya tenía un contrato de siete años y un nuevo nombre: Hedy Lamarr.

- PUBLICIDAD -

Hedy era conocedora de los horrores del régimen nazi a través de su marido Mandl, próximo al fascismo debido a un conocido cercano a su familia proveedor de municiones a Adolfo Hitler y Benito Mussolini,​ y por su condición de judía, ofreció al gobierno de Estados Unidos toda la información confidencial de la que disponía, gracias a los contactos de su exmarido. Además, consideraba que su inteligencia podía contribuir a la victoria aliada. Así, se puso a trabajar para el desarrollo de nuevas tecnologías militares.

Hedy sabía que los gobiernos se resistían a la fabricación de un misil teledirigido por miedo a que las señales de control fueran interceptadas o interferidas fácilmente por el enemigo, y que pudieran inutilizar el invento o, incluso, usarlo en su contra.

John Hodiak y Lamarr en “A Lady Without Passport” (1950). Fuente: Wikipedia.
     

De esta forma, puso en práctica los conocimientos que también había adquirido en la escuela de ingeniería, y se puso a trabajar en un sistema de comunicación inalámbrica junto con el compositor George Antheil, ambos acreedores del número de patente 2.292.387 por su invento.

Este mecanismo era una versión temprana del salto en frecuencia, una técnica de modulación de señales en espectro expandido que usaba un par de tambores perforados y sincronizados (a modo de pianola) para cambiar entre 88 frecuencias, y que después sería utilizado para diseñar torpedos teledirigidos por radio incapaces de ser detectados por los enemigos.

En la patente del 11 de agosto de 1942 se lee inscripción H. K. Markey, iniciales de Hedwig Kiesler (Hedy Lamarr); Markey que era su apellido de casada en ese momento. ​ Con la irrupción masiva de la tecnología digital a comienzos de la década de los 60´s, la conmutación de frecuencias permitió implantar la comunicación de datos bajo el estándar IEEE o WIFI.11​12.​

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Emprendedores brasileños llevarán 5G a zonas marginadas

Aplicando tecnologías de National Instruments, ingenieros amazónicos de la compañía Inatel crearon hardware de comunicación …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *