Viernes , diciembre 14 2018

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Diseño Analógico / El silicio comprueba eficiencia en estructuras cuánticas

El silicio comprueba eficiencia en estructuras cuánticas

El Silicio se resiste a entregar su cetro como material semiconductor por excelencia, y ahora ha demostrado tener cualidades compatibles con entornos cuánticos.

(ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas)

La computación cuántica es considerada la gran promesa en la carrera rumbo a la configuración de un nuevo mundo digital, razón por la que hay que acostumbrarse al término cúbit como el irremediable sustituto del tradicional bit de los entornos binarios, ya que por tratarse de una unidad cuántica abre todo un universo de procesamiento de información y resolución de problemas matemáticos que hasta ahora han sido casi imposibles de solucionar.

 

Para obtener estos cúbits no se puede utilizar cualquier material semiconductor, por lo que los superconductores cumplen un papel fundamental en esta producción, siendo el grafeno uno de los elementos que ha demostrado mayor viabilidad para esta tarea. No obstante, a la carrera podría ingresar nuevamente el silicio como un contrincante de peso, ya que dos nuevas investigaciones presentadas en la revista Nature demuestran que los cúbits basados en silicio son posibles y que incluso tienen la capacidad de dominar en el sector gracias a su potencial de ofrecer mayores recursos computacionales.

El silicio se ha convertido en el elemento más importante de la industria electrónica gracias a sus diferentes propiedades físicas.
     

Con esta nueva investigación, el sol vuelve a salir para este milagroso elemento comúnmente presente en todos los sistemas electrónicos que conocemos en la actualidad, ya que en los últimos años se ha creído que su día de jubilación industrial llegará pronto debido a las limitaciones que ha presentado en las arquitecturas binarias y a las leyes que acompañan la evolución del hardware como la Ley de Moore.

De acuerdo a los artículos científicos publicados en Nature, el grupo encargado de realizar estas investigaciones pertenece al cuerpo académico de la Universidad Tecnológica de Delft, (Holanda), donde los ingenieros en turno han manifestado que el silicio debería ser un gran candidato para impulsar la próxima generación de computadoras cuánticas.

Investigadores de la Universidad Tecnológica de Delft, quienes han anunciado un primer prototipo de chip de silicio capaz de procesar un par de algoritmos cuánticos.
     

Su postulación se desprende de una serie de resultados documentados a partir de simulaciones computacionales con las cuales presumiblemente han demostrado que los métodos modernos para generar sistemas basados en silicio, pueden ser compatibles para crear cúbits, o bits cuánticos.

Como es sabido, el silicio es un elemento de capital importancia en la industria electrónica, tanto que hasta tiene una urbe sobrenombrada “Silicon Valley”, en California (Estados Unidos), debido a que es la zona donde se hospedan las principales compañías fabricantes de circuitos integrados.

- PUBLICIDAD -

La idea consiste en utilizar diminutos pulsos de microondas para controlar el giro (spin) de un electrón en un dispositivo de silicio y aplicar esto para crear cúbits de manera efectiva.
     

Una de las razones por las que el silicio se ha convertido en el centro de la producción de chips, memorias, sensores, LEDs, diodos y demás semiconductores, es porque realmente es especial. De todos los elementos de la tabla periódica, solo seis se consideran metaloides. En ese reducido grupo de seis se encuentra el silicio que cuenta con características de los metales, como ser conductor de electricidad.

Además, el silicio es uno de los elementos más abundantes del planeta (lo que lo hace muy económico) y por su resistencia a las altas temperaturas, resulta ideal para trabajar en entornos hostiles como motores automotrices y maquinaria industrial, principalmente en equipos de cómputo que trabajan largas jornadas de trabajo.

Pero, también hay argumentos detractores que cuestionan la posibilidad de que el silicio logre convertirse en el elemento universal del presente y del futuro de los sistemas electrónicos, ya que los cúbits resultantes a partir de la técnica con silicio son mucho más difíciles de controlar y no está claro si las máquinas fabricadas con silicio podrán escalar fácilmente.

La compañía Intel, siempre líder en el desarrollo de microprocesadores, ha propuesto la creación del denominado spin cubit o “cúbits de spin” para resolver diversas preocupaciones que la industria guarda con respecto a las limitaciones del silicio para trabajar en entornos cuánticos.

La idea consiste en utilizar diminutos pulsos de microondas para controlar el giro (spin) de un electrón en un dispositivo de silicio y aplicar esto para crear cúbits de manera efectiva. En este sentido, los investigadores holandeses de la Universidad Tecnológica de Delft, en colaboración con académicos de la Universidad de Wisconsin-Madison (EEUU), afirmaron que han logrado programar una computadora cuántica de dos cúbits basada en la propuesta de Intel con cúbits de spin, y señalaron que fueron capaces de ejecutar un par de algoritmos que normalmente se emplean para probar la efectividad de las máquinas cuánticas.

Google no se ha quedado atrás y ahora es la compañía que ha logrado materializar un chip cuántico llamado “Bristlecone” con 72 cúbits, superando al dispositivo desarrollado por Intel con solo 40 cúbits.

     

El éxito de estas investigaciones es inminente, al punto que ya se demostró que los sistemas basados ​​en silicio permiten empaquetar los cúbits de forma más compacta que otros métodos y uno de ellos podría utilizarse para realizar búsquedas en una base de datos.

Ante los resultados científicos, algunas empresas han externado su deseo de apoyar estos trabajos confiando en que pronto se materializará un entorno completo de componentes y procesadores cuánticos basados en Silicio que ayudarán a acelerar la creación de dispositivos comerciales que funcionen al doble de potencia que las computadoras convencionales, y entre las firmas interesadas se encuentra Google, que ya demostró sus avances en este segmento al presentar un nuevo procesador llamado Bristlecone, que incluye la elevada cantidad de 72 cúbits, superior a los 49 cúbits conseguidos por el chip de Intel.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Coches autónomos impulsarán venta de MEMS hasta por 100 mil mdd

Los primeros modelos de vehículos robóticos han demostrado que son dependientes de los sensores y …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *