Tuesday , October 15 2019

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
Home / Industria y Negocios / Eco de una probable recesión afecta estabilidad de la industria tecnológica

Eco de una probable recesión afecta estabilidad de la industria tecnológica

Agosto se presenta como el mes donde más forma ha tomado el obscuro espectro de la recesión económica, y de acuerdo a expertos financieros ya provoca signos de incertidumbre en la industria de alta tecnología.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

Diez años han pasado volando desde que la economía mundial sufrió una recesión financiera que causó severos daños en múltiples industrias, generando el cierre de empresas, el despido de miles de trabajadores y la incertidumbre por parte de los inversionistas, sin embargo, este espectro maléfico parece rondar nuevamente y amenaza con sumir nuevamente a la industria global en un nuevo episodio de crisis.

Las advertencias de una eventual deflación en este 2019 han tomado mayor fuerza toda vez que importantes calificadoras como Moody’s Capital Market han encendido sus focos rojos ante lo que han definido como un riesgo de recesión para Estados Unidos.

“Las probabilidades de que Estados Unidos esté en recesión en los próximos seis meses aumentaron del 16% en mayo al 19% en junio (…). Una disminución en el sentimiento del consumidor y una caída en los permisos de vivienda aumentaron la probabilidad de recesión. Los precios de las acciones y las solicitudes iniciales de prestaciones del seguro de desempleo contribuyeron a limitar el aumento de las probabilidades de recesión. El promedio histórico de nuestra probabilidad de recesión es del 22%”, informó el portal Economy.com.

A pesar de la sensación generalizada de una desaceleración económica, el mismo reporte subraya que las probabilidades de una recesión son bajas, ya que ninguna de las causas clásicas de las recesiones en Estados Unidos -riesgos de sobrecalentamiento, impacto en el balance general de la economía o desequilibrios financieros- parecen superar la probabilidad histórica, aunque sí admitió que esta situación ya comienza a generar ciertas posturas de mesura principalmente en la cúpula industrial.

Con todo esto, la postura de los industriales comienza a ser reservada anda la creciente incertidumbre de los mercados globales, y de acuerdo a un informe de la cadena de noticias CNBC, “diversos signos apuntan a que la economía estadounidense entrará en recesión para el siguiente año. Los rendimientos del Departamento del Tesoro están bajando, los envíos de carga están cayendo y los ejecutivos de compañías se están poniendo nerviosos colectivamente.”

El reporte de CNBC refiere como desde la última recesión global del 2009, múltiples gigantes tecnológicos con balances financieros sólidos han visto cómo se disparan sus cotizaciones bursátiles en los últimos años, tal es el caso de Apple, que ha subido casi un 900%; Amazon, más de un 2,0000%; y Microsoft, que en su momento fue visto como irremediablemente fuera de contacto, ha alcanzado más de un 400%, pero ahora estas mismas firmas han externado fuertemente su preocupación ante estos signos de desaceleración.

Analistas señalan que actualmente la economía mundial ha entrado en una desaceleración, y que las probabilidades de una recesión existen pero son limitadas.

Esto es lo que pasaría si sucediera una recesión económica

En el mismo reporte, analistas de la CNBC dibujan un posible escenario de lo que sucedería en la industria de presentarse una nueva recesión económica a nivel mundial.

- PUBLICIDAD -

Primeramente -señalan los expertos- las empresas que tengan finanzas débiles se quedarán sin dinero cuando se revierta el flujo de caja y no podrían encontrar financiamiento externo, sometiéndose a una presión constante para cubrir los pagos de sus nóminas y sus gastos operativos.

Algunos nombres aparentemente grandes desaparecerían de la noche a la mañana, o se volverían mucho menos prominentes y se venderían por pequeñas fracciones de sus valoraciones actuales. Habría muchas empresas a las que se les cuestionaría la forma en que subsisten en el negocio.

Muchos empresarios buscarían inmediatamente reestructurarse y participar en recombinaciones de negocios creativas, fusionándose con otras organizaciones o en el peor de los casos declarándose en quiebra para salir del negocio.

Señalan que otro fenómeno sería el despido masivo, incluyendo de aquellos ejecutivos y empleados con un rendimiento limitado, mientras que aquellos gerentes y trabajadores con buenas habilidades inmediatamente buscarían pretextos para abandonar el barco antes de que se hunda.

En el caso de las grandes compañías que poseen subsidiarias de negocios intentarían deshacerse de aquellas que mostraran indicios de especulación o poca viabilidad comercial, y esto detonaría la huida masiva de segmentos comerciales que actualmente muchas grandes corporaciones buscan, pero al experimentar una recesión por estrategia todas estas abandonarían esos nuevos nichos dejándolos a las startups que de alguna manera estarían en mejor disposición de tomar riesgos.

Con respecto a la publicidad, esta tendría serio impacto en aquellas compañías que dependen de la publicidad para mantener sus ingresos, ya ahora la austeridad financiera limitaría el presupuesto publicitario creando un fenómeno de deflación interna que tendrían que neutralizar con nuevas estrategias de ahorro.

Algunas compañías que utilizan medios tradicionales y las cuales que ya se han visto perjudicadas por años al transferir ingresos publicitarios a gigantes de la tecnología como Google y Facebook, no lograrán salir del otro lado. Las redes sociales más pequeñas como Twitter, Snap y Pinterest también podrían ser más difíciles de usar.

Los accionistas buscarían a alguien a quien culpar, estimulando las demandas y el activismo de las juntas administrativas. El activismo laboral de empleados en lugares como Google se agotaría al ser más precavidos ante la crisis de perder sus fuentes de trabajo, y la contratación de ingenieros sería mucho más fácil, aunque también la desigualdad visiblemente empeoraría.

Aunque este panorama ha sido esbozado por los analistas financieros como los resultados de otra recesión como la de hace aproximadamente 10 años, algunos consideran que actualmente estamos atravesando por una desaceleración, y que estamos en tiempo para los gobiernos puedan generar estrategias de contención para evitar que esta desaceleración se convierta en una inminente recesión.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Xbox grababa conversaciones y las enviaba a Microsoft

La compañía ahora está envuelta en una nueva polémica de Privacidad de Datos. Este nuevo …