Lunes , abril 22 2019

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Diseño Analógico / Crean jóvenes argentinos interface cerebral para discapacitados

Crean jóvenes argentinos interface cerebral para discapacitados

Egresados de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, diseñaron una aplicación BCI (Interface Cerebro-Computadora) para ayudar a personas lisiadas a controlar electrodomésticos e interruptores de luz con solo pensarlo.

(ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas)

Egresados de la Universidad Nacional de Córdoba, Argentina, presentaron un sistema BCI (Interface Cerebro-Computadora) para personas con alguna discapacidad a fin de que éstos puedan controlar mentalmente aparatos electrodomésticos y otros sistemas eléctricos de su casa.

El informe de prensa de la universidad indica que tan solo en Argentina al menos 2 millones de personas sufren de alguna discapacidad, de acuerdo a estadísticas del gobierno argentino.

Esta gran cantidad de ciudadanos se encuentra en estado de vulnerabilidad social y se divide de la siguiente manera: 490 mil personas tienen discapacidad visual; 850 mil padecen de habilidades motoras; 391 mil tienen problemas auditivos, y más de 330 mil afrontan conflictos cognitivos.

A fin de regresar a estas personas a una etapa de reinserción social -al menos en sus propios hogares- los jóvenes egresados de la carrera de ingeniería Biomédica de la UNC, Florencia Peralta y Eduardo Nava, decidieron aplicar sus conocimientos en ingeniería electrónica y médica, para desarrollar un sistema basado en BCI (Interface Cerebro-Computadora) que decodifica las ondas cerebrales para transformarlas en comandos digitales a través de un sistema automatizado con sensores que responden a los pensamientos de los pacientes discapacitados, con el objeto de que puedan manipular aparatos electrodomésticos.

BCI para discapacitados
El funcionamiento de los sistemas BCI trabajan a manera de un Electroencefalograma que captura las lecturas de ondas cerebrales para representarlas en comandos específicos.

De acuerdo a sus desarrolladores, el sistema permite que las personas realicen acciones comunes de personas no-desvalidas, como prender la luz, encender la televisión, la grabadora o la computadora, pero todo con solo pensarlo.

Los investigadores académicos mencionaron que para diseñar su sistema se basaron en tecnología ya existente, y prácticamente ahorraron algo de tiempo en su proyecto. De acuerdo a sus declaraciones, el sistema consiste en un sistema que contiene componentes electrónicos disponibles en el mercado, y adelantaron que muchos de estos son utilizados en consolas de videojuegos. Aclararon que lo único que diseñaron en su totalidad fue el software que funciona en combinación con el sistema BCI.

Los ex académicos y ahora empresarios, indicaron que primero fue necesario integrar sensores en los aparatos previamente configurados para hacer funcionar al sistema BCI, centralizando así su manejo en una sola plataforma domótica.

Los sistemas domóticos están compuestos de una red inteligente de sensores enlazados a una central de cómputo que permite la sistematización de los servicios, incluso con capacidad de ser administrados vía internet en caso de que los habitantes se hallen fuera de su vivienda.

- PUBLICIDAD -
BCI para discapacitados
Una aplicación permite controlar dispositivos del hogar con la mente. (Foto: UNC).

El funcionamiento del sistema está relacionado con un dispositivo que releva las señales neuronales que la persona genera mediante su meditación y el software, éste último previamente calibrado. Posteriormente se interpretan las órdenes recibidas y se activa un comando respectivo en el aparato electrónico receptor que es enfocado por el usuario.

A fin de conocer la viabilidad de su proyecto, Peralta y Nava probaron su sistema en 25 personas con discapacidad física, obteniendo resultados prometedores.

Cabe mencionar que los sistemas similares desarrollados de manera comercial e incluso experimental, registran en la mayoría de las veces márgenes de error en sus lecturas de ondas cerebrales, por lo que los circuitos de procesamiento de datos deben realizar nuevamente las lecturas hasta precisar el comando buscado, derivando en un retraso en la respuesta de los aparatos por parte de los usuarios.

Este problema de lecturas ha sido supuestamente superado de forma exitosa en el proyecto de los jóvenes argentinos, y de acuerdo al informe de su ex universidad, el potencial de aplicaciones que podría tener el sistema BCI es ilimitado. Explicaron que por ejemplo, el dispositivo “permitiría manejar una silla de ruedas, una computadora, un teclado o, en casos más complejos un vehículo para desplazarse”.

Este proyecto les valió a los dos jóvenes para obtener sus respectivos títulos profesionales con altos reconocimientos, y recibieron la aprobación de su director de proyecto, el Ing. Diego Beltramone, Director del Laboratorio de Ingeniería en Rehabilitación.

En aumento esta clase de proyectos

Los sistemas de Interface Cerebro-Computadora (BCI) van en aumento a nivel internacional, dada la proliferación de proyectos relativos como el desarrollado por los jóvenes argentinos, Florencia Peralta y Eduardo Nava. En España, otro grupo de académicos aplicó esta tecnología para fabricar un sistema BCI para el entrenamiento cognitivo y control domótico con fines de prevención del envejecimiento humano.

De acuerdo al informe de sus creadores, el “Proyecto Cero” nace con el objetivo de crear nuevas herramientas que faciliten la vida diaria de las personas mayores. Para ello, se propone el empleo de sistemas BCI. Se pretende, por un lado, prevenir o frenar el deterioro cognitivo asociado al envejecimiento y, por otro lado, facilitar el acceso de las personas dependientes a los dispositivos presentes en su entorno habitual.

En primer lugar, se propone el desarrollo de una aplicación de entrenamiento cognitivo empleando un sistema BCI basado en imágenes motoras. Este tipo de sistemas BCI necesitan una etapa intensiva de entrenamiento. En dicha etapa, los usuarios han de realizar diferentes tareas mentales (visualización del movimiento de las manos, pies, lengua, rotación de un cubo, operaciones aritméticas, etc.). El objetivo consiste en adaptar esas tareas mentales para que sean tareas de entrenamiento cognitivo válidas para las personas mayores.

Por supuesto, a nivel internacional los proyectos basados en BCI han estado en aumento, por lo que no será raro ver en algún futuro no muy lejano, sistemas ultra-compactos y no invasivos en términos quirúrgicos que puedan ser económicos para su adquisición.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Con este novedoso caucho los neumáticos y los zapatos se auto repararán

Una nueva tecnología inventada en la Escuela de Ingeniería de la Universidad del Sur de …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *