Sábado , mayo 25 2019

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
.
Home / Automatización y Robótica / Alexa quiere tener su propio cuerpo

Alexa quiere tener su propio cuerpo

La Inteligencia Artificial creada por Amazon busca escapar de su confinamiento digital y poseer un cuerpo físico.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

Rohit Prasad, el científico detrás del diseño y desarrollo de la asistente virtual de Amazon “Alexa”, aseguró que la Inteligencia Artificial ha llegado a un nivel que obliga a la industria a evaluar la posibilidad de dotarlos con un cuerpo tangible, con el objetivo que puedan escapar de su confinamiento digital y obtener mayores sentidos artificiales gracias a la robótica.

   

Durante la celebración del congreso EmTech Digital, organizado por el MIT Technology Review, el destacado investigador afirmó que los sistemas expertos atraviesan por una etapa crítica de robustez y madurez tecnológica que requieren de otros medios para continuar creciendo, y una de sus principales barreras dijo, es el destierro digital en el que viven estas formas artificiales de inteligencia, ya que su aprendizaje lo toman de forma teórica mas no empírica proveniente de un entorno real.

En entrevista video grabada, Rohit Prasad describe que la popularidad de Alexa - presentada como un novedoso producto de Amazon en el año 2014 a través de su dispositivo Echo- demuestra que los buenos software basados en IA son realmente aceptados por los consumidores cuando estos sí son inteligentes.

 

Rohit Prasad.
 

“Los usuarios tienen poca paciencia para los asistentes virtuales demasiado tontos. Pero cuando pasas mucho tiempo con ellos las deficiencias de la tecnología se revelan rápidamente. Alexa se confunde fácilmente con preguntas subsiguientes o con un ‘umm’ fuera de lugar, y no puede mantener una conversación adecuada porque está desconcertada por la ambigüedad del lenguaje”, expuso Rohit.

“La razón por la que Alexa se ve afectada es que las palabras que usamos tienen más poder y significado de lo que a menudo nos damos cuenta. Cada vez que le dices algo a otra persona, esa persona debe usar la comprensión preexistente del mundo para construir el significado de lo que estás diciendo”, agregó.

- PUBLICIDAD -

El especialista señaló que los asistentes virtuales tienen ventajas con respecto a los humanos, específicamente cuando se trata de encontrar respuestas a diversas preguntas de una forma rápida, ya que tienen acceso a un vasto contenido gracias a su conexión a la red y millones de enciclopedias de datos útiles disponibles para cualquier área profesional o científica.

El nivel de interacción que han alcanzado los sistemas IA tienen que ver también con el acceso a esa clase de conocimientos, los cuales les ayudan a definir si se está hablando de una persona, un sitio específico o un producto. Pero a pesar de que han avanzado significativamente en su propia ruta tecnológica, el sector aún es ambiguo y para tanto los expertos desarrolladores como los propios consumidores, estos entornos deben mejorar.

 

De acuerdo a Prasad, ya es tiempo de contemplar la posibilidad de dotar a los asistentes virtuales con más recursos sensoriales para que puedan aprender más profundamente sobre su alrededor.
   

“Incluso una pregunta simple como ‘¿Qué es la temperatura?’ Requiere que Alexa haga un razonamiento. Podría estar preguntándose cómo está el tiempo afuera, o tal vez quiera una lectura de un termostato u horno conectado a Internet”, subrayó Prasad.

El experto comentó que en el caso de Alexa tiene maneras de eliminar esas limitaciones u obstáculos: “Conoce tu ubicación, fecha y hora; y puede acceder a todas las preguntas que haya hecho, así como a las consultas de otras personas en la misma ciudad. Si le pides que reproduzca una canción en particular, por ejemplo, Alexa podría adivinar que estás buscando una versión de portada en lugar de la original, si hay suficientes personas cercanas que estén escuchando esa canción”, puntualizó Prasad, quien opinó que todo esto parte de una información contextual y que todavía se requiere de una mayor comprensión más profunda del mundo exterior, en pocas palabras se necesita de un “sentido común”, recurso que todos los seres humanos aplicamos casi todo el tiempo.

Siguiendo esta reflexión, Prasad explicó que sería un buen momento para evaluar la posibilidad de dotarles de un cuerpo físico a estos asistentes virtuales, y no refiriéndose a los dispositivos como el “Echo”, sino uno más complejo que reúna más sensores y periféricos que les permitan tener su propio sentido común y darse cuenta de su entorno con el fin de proporcionarles elementos menos contextuales para que sus respuestas sean lo más realistas posibles.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Para crear una ‘Smart home’ se requieren estas tecnologías

GPUs, redes neuronales, aceleradores de hardware, sensores y principalmente SoC (Sistemas en Chip) son los …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *