Monday , September 28 2020

Suscribete gratis a nuestro boletin semanal

VISIONA . DESARROLLADORES . CONECTADOS .

Suscribete nuestro boletin semanal

PATROCINADORES
Home / Industria y Negocios / 55,000 millones de euros vale la basura electrónica

55,000 millones de euros vale la basura electrónica

Los dispositivos electrónicos desechados han aumentado en los últimos años convirtiéndose en basura electrónica desaprovechada que posee materiales sumamente preciosos como el oro, la plata y el cobre.

ElectronicosOnline.com Magazine / Oswaldo Barajas

No solo los virus son los enemigos prioritarios de la sociedad global, también existen otros problemas que de forma discreta amenazan la estabilidad natural del planeta ocasionando graves afectaciones principalmente a la salud de las personas y el clima, debido a la contaminación por desechos tóxicos provenientes de la basura electrónica.

 

De acuerdo a la Unidad de Desarrollo de Telecomunicaciones (ITU, por sus siglas en inglés), se espera que para el año 2023 aumente la tasa de reciclaje de (e-waste) o basura electrónica a nivel mundial en un 30%, pero afortunadamente esto promoverá la concientización en un 50% en el aumento de países que impulsen políticas públicas para el manejo controlado de estos desechos.

Para ayudar a acelerar la legislación en esta materia, la Oficina de Desarrollo de la ITU recibió la consigna de ayudar a los países en desarrollo a realizar una evaluación adecuada de la magnitud de los desechos electrónicos e iniciar proyectos piloto para lograr una gestión ambientalmente racional del e-waste mediante la recolección, desmantelamiento, separación y reciclado de los mismos.

Según estimaciones de organismos monitoras del e-Waste, para el 2021 se producirán alrededor de 51.2 millones de toneladas métricas (Mt) a nivel mundial.

 

Asia genera la mayor cantidad de residuos electrónicos, mientras que África la menor.

 

Y es que factores como el aparecimiento de mejores y más nuevas tecnologías, ciclos más cortos de la vida útil de los aparatos, reducción de precios por mayor oferta comercial, y más recientemente períodos más prolongados de uso de los equipos electrónicos por motivo del confinamiento social por el Covid-19, se han convertido en un verdadero caldo de cultivo para que en los próximos años se dispare la cantidad de desperdicios metálicos.

- PUBLICIDAD -

A pesar de que no fueron los productos más demandados en las plataformas de venta por Internet, la pandemia impulso la adquisición de consolas de videojuegos, pantallas de televisión, computadoras personales, tabletas electrónicas y otros dispositivos para la distracción individual o por temas laborales, siendo las herramientas para que la gente focalizara el tiempo desde casa.

Sólo 41 países disponen de estadísticas sobre residuos electrónicos. (Fuente: The Global e-Waste).

 

Y es que el ritmo de generación de basura electrónica es cada vez mayor, tal como lo refiere un análisis estadístico publicado en el portal The Global e-Waste, el cual indica que tan solo en dos años (de 2014-2016) la cifra de desperdicios tecnológicos incrementó un 8% para llegar a las 44.7 millones de toneladas métricas (Mt), algo así como 9 Pirámides de Giza; 4,500 Torres Eiffel, o 1.23 millones de tráileres de 18 ruedas con capacidad de 40 toneladas cada uno, estos últimos suficientes como para armar una línea de 28,160 kilómetros, la distancia entre Nueva York y Bangkok ida y vuelta.

La basura es dinero, y se calcula que los residuos electrónicos poseen materiales recuperables como metales preciosos equivalentes a decenas de miles de millones de euros.

 

“Esto hace que los desechos electrónicos sean la parte de más rápido crecimiento de la corriente de desechos domésticos del mundo, y los expertos prevén un nuevo aumento del 17% (hasta 52.2 millones de toneladas métricas) de los desechos electrónicos para 2021”, menciona el documento de The Global e-Waste. “En 2016, el promedio mundial de desechos electrónicos per cápita generados fue de 6.1 kilogramos, lo que supone un aumento del 5% con respecto a los 5.8 kilogramos de 2014. El aumento se debe en parte a la caída de los precios que ahora hacen que los aparatos electrónicos y eléctricos sean asequibles para la mayoría de las personas en todo el mundo, al tiempo que fomentan la sustitución temprana de los equipos o las nuevas adquisiciones en los países más ricos”, agrega.

El reporte destaca que solo el 20% del e-waste generado en 2016 fue exitosamente tratado, recuperando importantes cantidades de oro, plata, cobre, platino, paladio y otros metales altamente valuados principalmente en la industria de alta tecnología y la joyería.

- PUBLICIDAD -

Revisa también ...

Primero Nvidia, ahora TSMC y Foxconn se apuntan para comprar a ARM

Todos buscan quedarse con la compañía más lucrativa del corporativo japonés SoftBank, ya que la …

NULL